Una sonrisa y una foto en un día inolvidable



Camino al vestuario, Tevez saludó afectuosamente a un niño con síndrome de down a través del cristal y el pequeño hincha de Boca estalló de felicidad. Pero la tarde fue completa: después del partido, el Apache se acercó y se sacó una foto con él.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *