Tenía 15 años y lo encontraron tapado con barro en un pinar – 08/07/2019


Alexander Gaona Maldonado, de 15 años, era buscado desde el lunes pasado en la localidad misionera de Puerto Libertad, cuando salió de su casa para ir al colegio, donde debía participar de unas actividades.

Lo encontraron muerto el viernes, semitapado por barro en un pinar privado ubicado a unos dos kilómetros del centro del pueblo, perteneciente al departamento Iguazú.

Alexander Gaona Maldonado tenía dos balazos calibre .22: uno, mortal, en la cara; el otro, en la zona lumbar.

Mirá también

El cadáver fue hallado el sábado a la tarde luego de que un hermano orientara la búsqueda tras rastrear la última ubicación del GPS de su teléfono celular.

Así, familiares y la Policía llegaron hasta una plantación de pinos ubicada a unos dos kilómetros de su casa, donde el cadáver estaba semitapado en el barro.

La Policía buscaba a Alexander desde el pasado lunes, cuando salió a las tres de la tarde de su casa.

Mirá también

Ese mismo día, su padre realizó una exposición y los investigadores buscaron reconstruir los últimos movimientos del estudiante.

Así pudieron establecer que salió del colegio y estuvo en compañía de un joven de 18 años, quien reconoció el encuentro y dijo que ambos habían ido hasta un pinar para probar un rifle de aire comprimido.

Además, aseguró que ambos fumaron marihuana y el chico le contó que se iría hasta la ciudad de Wanda para entregar tres “ladrillos” de esa droga.

Mirá también

Este adolescente incluso dijo que Alexander no iba a retornar porque había sido amenazado, supuestamente por gente vinculada al mundo del narcotráfico.

La búsqueda del estudiante dio un vuelco el viernes cuando un hermano de la víctima orientó la búsqueda tras lograr detectar el lugar donde se activó por última vez el GPS. Ese dato coincidía con la última conexión del WhatsApp de Alexander.

El rastrillaje en el pinar dio frutos rápidamente. Semienterrado en una zona de barro, fue encontrado el cuerpo. Voceros policiales dijeron que a simple vista se podían observar las extremidades, que ya presentaba un avanzado estado de descomposición.

Mirá también

El hallazgo del cadáver hizo que el juez de Instrucción N° 3 de Puerto Iguazú, Martín Brites, ordenara la detención del testigo y el allanamiento de su casa. Allí, la Policía encontró un celular que es idéntico al que utilizaba la víctima. El aparato será sometido a pericias para confirmar esa sospecha.

Además, otro testigo declaró que el ahora sospechoso del homicidio le había llevado el lunes pasado para reparar un rifle de aire comprimido que había sido modificado para disparar proyectiles de mayor calibre.

EMJ



Source link

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *