Secuestran a un escribano y lo liberan en la cancha de Morón: es el segundo caso desde que el país entró en cuarentena


Ituzaingó

La mujer de la víctima pagó el rescate de 40.000 con pesos. Toda la situación duró una hora.

Estadio de Morón, donde un escribano fue liberado tras estar una hora secuetrado.

Un escribano de 64 años fue secuestrado por una banda de al menos tres delincuentes, que lo capturó cuando llegaba a su casa de Ituzaingó y lo liberó en menos de una hora, luego de que su mujer pagara un rescate cerca de la cancha del club Deportivo Morón.

El hecho ocurrió durante el mediodía de este martes cuando la víctima llegaba en su camioneta marca Jeep Compass a su domicilio en Quartino al 2200. El escribano fue sorprendido por tres delincuentes armados que lo encañonaron y dos de ellos se subieron a su vehículo y se lo llevaron cautivo.

http://www.clarin.com/

‘}

};

(function ( $ ) {
$.Newsletter = function () {
var options = {
url_suscribir: ‘/newsletter/suscribir’,
url_consultar: ‘/newsletter/consultar’,
mensaje_suscripto: ‘/newsletter/mensaje/susnota’,
mensaje_yasuscripto: ‘/newsletter/mensaje/asus’
};
suscribo = function (options, mail, grupo) {
$.ajax({
url: options.url_suscribir,
dataType: ‘json’,
method: «POST»,
cache: false,
data: {
«mail»: mail,
«idGrupo»: grupo
},
success: function (response) {
newsletterStorage.removeItem(grupo);
var path = options.mensaje_suscripto + ‘?title=’+$(‘.newsletter-embeb’).attr(«titulo»);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) {
var user = WAuth.getUserSync();
$.ajax({
url: options.url_consultar,
dataType: ‘json’,
cache: false,
data: {
«email»: user.email
},
success: function (response) {
var grupoWidget = $(‘.newsletter-embeb’).attr(‘grupo’);
if (response.subscriptions[grupoWidget]) {
var path = options.mensaje_yasuscripto + ‘?title=’+$(‘.newsletter-embeb’).attr(«titulo»);
openModal(path);
} else {
suscribo(options,user.email,grupoWidget);
}
}
});

}
authenticate = function () {
if (getIdPase() == «http://www.clarin.com/») {
WAuth.authenticateUser();
$.cookie(«suscribir»,$(‘.newsletter-embeb’).attr(‘grupo’));
} else {
$.cookie(«suscribir»,0);
}
}
getIdPase = function () {
var idPase = $.cookie(‘idPase’);
if (idPase == null «http://www.clarin.com/» idPase == «http://www.clarin.com/») {
return «http://www.clarin.com/»;
}
return idPase;
}
execute = function (options) {
authenticate();
consulto(options);
}
openModal = function (path) {
$.magnificPopup.open({
closeOnBgClick: false,
closeBtnInside: false,
overflowY: ‘scroll’,
alignTop: true,
modal:true,
items: {
src: path,
type: ‘ajax’
},
callbacks: {
close: function () {
window.location.hash = «http://www.clarin.com/»;
},
open: function () {
$(‘.mfp-bg’).addClass(‘modal-newsletter’);
}
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(document).on(‘click’,’.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’, function () {
$.Newsletter();
});
$(document).on(«wa.login», function(e, user){
if($.cookie(«suscribir»)>0) {
$.Newsletter();
}
});
$(document).ready(function () {
var user = WAuth.getUserSync();
if(user){
var widgetSavedToGroup = newsletterStorage.getItem(nlObject.id);
var almacenarWidget = false;
if(typeof widgetSavedToGroup === ‘undefined»http://www.clarin.com/»| widgetSavedToGroup === null){
almacenarWidget =true;
}
if(almacenarWidget){
$.ajax({
url: ‘/newsletter/checksubscription’,
dataType: ‘json’,
cache: false,
data: {
«email»: user.email,
«grupoID»: nlObject.id
},
success: function (response) {
queryGroup = nlObject.id;
if(response.isSubscribeToGroup && response.widget != «http://www.clarin.com/»)
{
nlObject.id = (typeof response.widget.data.newslettersList.id !== «undefined») ? response.widget.data.newslettersList.id : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.newsletterName = (typeof response.widget.data.subtitle !== «undefined») ? response.widget.data.subtitle : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.title = (typeof response.widget.data.title !== «undefined») ? response.widget.data.title : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.subtitle = (typeof response.widget.data.subtitle !== «undefined») ? response.widget.data.subtitle : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.bajada = (typeof response.widget.data.subhead !== «undefined») ? response.widget.data.subhead : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.quotedBajada = (typeof response.widget.data.subhead !== «undefined») ? response.widget.data.subhead.replace(/[«http://www.clarin.com/»]+/g, «http://www.clarin.com/») : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.imgSrc = (typeof response.imageUrl !== «undefined») ? response.imageUrl : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.frequency = (typeof response.widget.data.newslettersList.frecuency !== «undefined») ? response.widget.data.newslettersList.frecuency : «http://www.clarin.com/»;
}

newsletterStorage.setItem(queryGroup, nlObject.htmlContent());
$(‘#nl-box’).html(nlObject.htmlContent());

}
});
}
else {
$(‘#nl-box’).html(widgetSavedToGroup);
}
}
else
{
$(‘#nl-box’).html(nlObject.htmlContent());
}
})

Según las fuentes, a unas 15 cuadras, ya en jurisdicción de Castelar, la banda traspasó a la víctima de auto y dejó abandonada su camioneta Jeep.

Con el mismo celular de la víctima, los secuestradores se comunicaron de inmediato con la esposa del escribano, a quien le pidieron un dinero a cambio de la liberación de su marido.

Mirá también

El caso fue denunciado al 911 y de inmediato comenzó a intervenir el fiscal federal de Hurlingham, Santiago Marquevich, quien además es el titular de la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (Ufese).

«Fue un secuestro exprés muy corto, no pasaron más de 40 o 60 minutos entre la captura y la liberación de la víctima», confió a Télam un investigador. Una fuente judicial precisó que el monto acordado como rescate fueron unos 40.000 pesos, en moneda nacional y dólares.

El pago del rescate -una suma en pesos y dólares que no fue precisada- se concretó en inmediaciones del estadio del Club Deportivo Morón, mismo lugar donde el escribano fue liberado.

Marquevich puso a trabajar en la causa a detectives del gabinete antisecuestros de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Morón de la policía bonaerense.

Mirá también

Según las estadísticas publicadas a principio de mes por la Ufese, este caso de Ituzaingó es el segundo secuestro extorsivo ocurrido en todo el país desde que el 20 de marzo se decretó la cuarentena por la pandemia del coronavirus.

El otro hecho ocurrió el 15 de abril en la provincia de Salta, cuando un grupo secuestró a un joven para intentar recuperar el dinero que habían perdido cuando fueron estafados pagando 12.000 pesos un kilo de pasto seco en vez de marihuana.

Además, los últimos secuestros extorsivos cometidos en el conurbano bonaerense fueron tres casos durante marzo en Lanús, Haedo y Ciudadela.

‘);
$(«#activateComments»).trigger(‘refreshPlugin’);
}

$(document).on(«wa.login», function(e, user){
refreshCommentPlugin();
});



Source link

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *