Roberto Alexander, Alejandro Díaz y Manuel Aguirre: “Recurrir al FMI es una alternativa financiera válida”












Los directivos de la AmCham dicen que hay que mirar la inversión a 20 años, que el empleo del futuro va hacia los servicios y que la oportunidad está en la innovación



La AmCham (Cámara de Comercio de los Estados Unidos de Norteamérica) cumple un siglo en la Argentina y mañana llevará a cabo por primera vez en el país el foro
Business Future of the Americas. Tiene, además, cifras para celebrar: nuclea localmente a 624 compañías, que representan 20% del PBI y 60% de la recaudación fiscal, con una inversión comprometida de US$2400 millones para 2017 y 2018, y desembolsos proyectados a tres años por US$13.000 millones.





En diálogo con LA NACION, sus directivos hablaron de sus proyectos para cien años más en el país, pero también analizaron la situación actual de la economía. “Recurrir al FMI es una alternativa financiera válida”, fue la conclusión de su director ejecutivo, Alejandro Díaz; su presidente, Manuel Aguirre (director de Desarrollo de Negocios para América Latina de Jacobs), y su vicepresidente, Roberto Alexander (
general manager de IBM en la Argentina).

El foro tendrá una amplia agenda; estarán, entre otros, Marcos Peña, jefe de Gabinete; Luis Caputo, ministro de Finanzas; Francisco Cabrera, ministro de Producción; María Eugenia Vidal, gobernadora de la provincia de Buenos Aires; Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; Andrew Liveris,
chairman y CEO de The Dow Chemical y director de DowDuPont; y Steven Demetriou, presidente y CEO global de Jacobs.




-¿Qué opinan de la coyuntura financiera actual del país y la vuelta al FMI?






Alejandro Díaz: -En sus 100 años de historia, AmCham ha vivido coyunturas de lo más diversas y de distintos niveles de complejidad. La situación actual está enmarcada en una turbulencia cambiaria, ante la cual el Banco Central y el Ejecutivo nacional están aplicando los mecanismos necesarios para su solución y las decisiones pertinentes para minimizar su impacto en la economía real. Recurrir al FMI es una alternativa financiera válida. El FMI ha demostrado tener un enfoque, una interpretación y un análisis de la realidad de los países como el nuestro muy diferente al de décadas pasadas.


-¿Creen que esto puede retrasar inversiones?




AD: -Estamos confiados en que una vez que la Argentina se estabilice y salga de la coyuntura, podremos pensar y diseñar entre todos los actores los próximos 20 años. Generar confiabilidad para la inversión requiere continuar transformando nuestros marcos regulatorios, introduciendo reformas y sancionando políticas que generen un clima de negocios estable y predecible.




-¿Qué se va a ver en el

Business Future of the Americas

?


Manuel Aguirre: -Se va a tener en cuenta la disrupción que está teniendo la tecnología y cómo eso impacta en cada sector. Y ver cómo se puede apalancar ese impacto en favor del crecimiento de cada industria y del país. Se verán grandes lecciones que se aprendieron en el mundo.




Roberto Alexander: -Y eso, llevándolo a las conversaciones con el sector público también. Viendo cómo caminamos el tema de la modernización del Estado, cómo visualizamos el futuro del empleo, siempre con mirada de largo plazo. Porque todo el mundo vive esta disrupción.


AD: -Nos vamos a focalizar en los próximos 100 años.


-¿Qué ven las empresas estadounidenses en la Argentina?


MA:-Jacobs, empresa que compró a CH2M Hill, definió a la Argentina como uno de los tres países más interesantes para invertir, junto con Indonesia y Kuwait. Pero el país tiene un potencial que afuera ven más claro que acá. Hay talento argentino. Una diferencia clave con la región es que las empresas estadounidenses acá tienen todas management argentino. Hoy la Argentina es un
hub para toda la región, un lugar para que una empresa se establezca.


RA: -Hay una oportunidad enorme en innovación y tecnología, que hoy atraviesa todo. Porque transformación digital, inteligencia artificial y la nube tienen efecto sobre todas las industrias. Y hay suficientes pruebas de que la Argentina ahí tiene varias ventajas: el talento, el huso horario y la educación. Por eso, hay que adaptarse a esta nueva transformación y aprovechar las oportunidades.


-¿Qué particularidad ven en lo que es el empleo en el país?


AD: -Las empresas que incrementan el empleo son las relacionadas con servicios. Está Accenture, por caso, que va a llegar a 10.000 empleos este año y genera 800 por año; JP Morgan tiene 1200 personas trabajando en la Argentina sin vinculación con el negocio local. Son centros de servicios globales, que contratan múltiples profesionales. Exxon Mobile tiene todos sus departamentos administrativos acá. Esto apunta a lo que será el empleo del futuro: más vinculado con servicios y tecnologías.


MA: -Los servicios basados en conocimiento son la segunda industria exportadora en el país, detrás del agro. Hay 46
clusters que se agrupan en servicios basados en conocimiento. Esto tiene un potencial enorme, siempre que haya políticas públicas que acompañen ese potencial.


-¿Y qué otros sectores ven como gran oportunidad en el país?


AD: -Energía, gas no convencional, pero también petróleo no convencional. Los rangos de inversión en Vaca Muerta deberían estar entre US$8000 y US$12.000 millones como piso. También están las energías renovables, con la meta de llegar a 20% de incidencia en la matriz energética. A eso hay que sumar la minería, con el
boom del litio, los servicios de valor, el plan de infraestructura, con grandes posibilidades de inversión. Y no hay que olvidar las comunicaciones.


MA: -Y tenemos casos como Invap, que muestra cómo se pueden replicar casos de éxito con ciencia argentina y con científicos locales. Esto también lo vamos a mostrar en el foro, para exhibir casos concretos de lo que ya está pasando acá.


-Las reglas de juego ya cambiaron en el país, pero ¿falta algo más en cuanto a legislación para que lleguen más inversiones?


RA: -Lo que se busca es previsibilidad y reglas de juego claras. IBM tiene 95 años en el país y tiene un gran compromiso local. Lo que buscamos es ver cómo construimos juntos la Argentina que queremos.


MA: -Por eso en el foro va a haber muchos paneles públicos y privados. Se diseñó la agenda de esa manera para seguir trabajando juntos, con un ida y vuelta que hay que seguir profundizando. Es muy importante el diálogo conjunto.


-¿Se va a hablar de nuevas inversiones?


AD: -No. El foro apunta a otras consideraciones. Eso se hizo en el evento de Barack Obama en 2016. Este foro apunta a dos cosas: demostrar el compromiso de nuestras empresas con el desarrollo de la Argentina y mostrar el país a los inversores americanos que aún no están acá.


MA: -Algo a destacar es lo que no cambió en estos cien años, que es la forma de hacer negocios de las empresas americanas, con ética y transparencia. Eso no va a cambiar.














temas en esta nota


¿Te gustó esta nota?






Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *