Provincias apuran mix para alentar consumo


En esa línea, ayer el radical correntino Gustavo Valdés (ECO-Cambiemos) se sumó al lote de mandatarios que abonará un plus de fin de año.

En este caso, será de la mano de un bono de $6.000 para estatales y jubilados, que se acreditará en dos tramos (este mes y enero).

“A lo largo de diciembre estaremos volcando 4.160 millones de pesos a los ingresos de los correntinos, porque entendemos que tiene un efecto dinamizador de nuestra economía”, enfatizó Valdés.

En ese paquete incluyó los salarios, el bono y los plus extraordinarios que paga mensualmente a activos y pasivos.

Valdés se sumó así al grupo de gobernadores que apostaron a esta estrategia, y que incluye a Ejecutivos de Cambiemos (como la bonaerense María Eugenia Vidal -lo pagará el 20 de este mes, a docentes y a estatales- y el jujeño Gerardo Morales); del peronismo (como el sanluiseño Alberto Rodríguez Saá, el cordobés Juan Schiaretti, la fueguina Rosana Bertone, el pampeano Carlos Verna, el formoseño Gildo Insfrán y el riojano Sergio Casas) y de fuerzas provinciales (como el misionero Hugo Passalacqua, el santiagueño Gerardo Zamora y el rionegrino Alberto Weretilneck ).

Beneficios

“Estamos convencidos de la espiral de beneficios para toda la economía que significa poner en movimiento estos recursos. Más consumo, más trabajo”, aseguró días atrás el misionero Passalacqua, en referencia al mix integrado por el aguinaldo, el bono y los salarios.

“Hasta los primeros días de enero, el Gobierno de la provincia va a pagar a sus trabajadores $11.800 millones”, señaló ayer, en tanto, Manzur, en lo que respecta a la decisión de Tucumán de apostar al gatillo, y no a un bono de fin de año.

“Esto beneficia al trabajador y al comercio, que la está pasando mal por la recesión. Hemos visto en los índices nacionales que noviembre fue el mes de mayor baja en el consumo”, sostuvo, por su parte, el ministro de Gobierno, Regino Amado.

Precisamente, como Manzur, otros distritos no se sumaron a la avanzada de instaurar el pago de una suma fija navideña por única vez, por un mix de razones que van desde las urgencias económicas al argumento de que ya rige una cláusula gatillo -como Tucumán- que actualiza los salarios por inflación.

En ese combo entran, entre otros, además del mandatario tucumano, el mendocino Alfredo Cornejo, el sanjuanino Sergio Uñac, el santafesino Miguel Lifschitz, el salteño Juan Manuel Urtubey, el entrerriano Gustavo Bordet, el neuquino Omar Gutiérrez y la santacruceña Alicia Kirchner.

La ingeniería para insuflar mayores recursos al mercado y potenciar la actividad económica incluye además el adelanto del aguinaldo en algunos distritos. Una variante por la que optó, por caso, la bonaerense Vidal.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *