Presupuesto de Vidal: premio consuelo para Massa y ausencias con OK de Máximo Kirchner – 04/12/2018


¿Cómo ser visualizado opositor tenaz sin afectar la gobernabilidad?. ¿Desde el gobierno es posible mantener crédito público de gestión concediendo cada pedido de la oposición?. La aprobación del Presupuesto 2019 en la Provincia permitió ese método político de apariencias donde todos ganan y nadie pierde.

Veamos: María Eugenia Vidal logró la sanción del cálculo de gastos y recursos, Endeudamiento y Ley impositiva en base a acuerdos parciales. Al bloque de los intendentes peronistas del PJ Unidad y Renovación, que lidera Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), cedió que el Estado provincial se haga cargo de los 14.000 millones de pesos correspondientes a los subsidios al transporte, servicio de electricidad, de agua, y los compromisos locales con el Ceamse.

Esa carga, en el proyecto original, debía ser transferida a los municipios. También retiró de la propuesta la exigencia de afectación del 100% del Fondo Educativo, que llega a las comunas, solamente para obras de infraestructura escolar. Y el gobierno eliminó el tope del 38% para el aumento de las tasas municipales.

A cambio, el bloque de “los siete” acompañaron la habilitación de Endeudamiento por 68.500 millones de pesos, más otros 8.500 millones que podrían ser tramitados en organismos internacionales de crédito. Para ello, resultó necesario que el bloque de Unidad Ciudadana-FpV , alineado con Máximo Kirchner, se incorporara lateralmente en la negociación.

¿De qué manera?. Posibilitando el concurso de los intendentes y, llegado el caso, apelando a un gambito parlamentario como disponer la “ausencia” de una o varias bancas kirchneristas a la hora de votar la mayoría calificada (dos tercios) que exige el reglamento para el Endeudamiento. No hizo falta, pero los gestos hablan.

Vidal ya había cumplido su parte sin mácula política. Intendentes y kirchneristas también habían salvado la ropa: consiguieron plata, obras, sin perder el perfil de opositores más consistentes de la gobernadora.

En esa amplia carpa del parlamento, Sergio Massa debió moverse en el trapecio con algo de astucia. Su bloque de once miembros en Diputados y dos representantes en el Senado constituía la base de un acuerdo para la aprobación de los tres proyectos. La bancada FR rechazó el presupuesto con duras críticas a la administración provincial. Pero, respaldó el Endeudamiento y la ley Fiscal Impositiva (que incluyó la habilitación del juego online). Si la oposición era en todos los términos, Vidal todavía estaría padeciendo frustración.

Hubo una reunión de ambos el jueves. Allí, Massa no logró convencer a Vidal sobre la necesidad de incorporar en el discurso el desdoblamiento de las elecciones municipales. Hay una imposibilidad constitucional para ese desdoblamiento. Las comunales deben ir junto a la provincial. Otra cuestión es si Vidal firma el decreto de separar el comicio bonaerense del nacional. Esa eventualidad será despejada a fines de febrero 2019.

De todas formas, la gobernadora aceptó la propuesta del referente y presidenciable del espacio Peronismo Federal para una Comisión Especial Bicameral encargada de estudiar “la constitucionalidad” de varios proyectos de reforma electoral que duermen en la Legislatura.

Alguna precisión. La bicameral tiene 60 días para sesionar. Es creada por resolución. No por ley. Su dictamen no es vinculante y estará controlada por Cambiemos. En la Gobernación relativizan sus efectos, aunque convalidan la estrategia de Massa de diferenciación política.

De estos fragotes legislativos habría otra secuencia, subsidiaria, tal vez menor, pero reveladora. En el debate que concluyó la madrugada de este martes, quedó determinada una próxima sesión en extraordinarias para la designación de cinco directores en el Banco Provincia y tres vocalías en el importante organismo de control, con estabilidad constitucional, que representa el Tribunal de Cuentas, virtualmente acéfalo.

Para ocupar esas poltronas está anotado hasta el kirchnerismo de Unidad Ciudadana. El reparto sería equitativo al esfuerzo de cada bloque parlamentario en la discusión del Presupuesto. A sacar cuentas.

El premio mayor es para el sillón vacante en la Suprema Corte de Justicia. El oficialismo tiene todos los números. Habría una bolilla escondida para un ternado por Mauricio Macri.

Ahora, cumplido el trámite legislativo, a Vidal le queda el compromiso del último tramo de gestión. Revalida para su reelección con escasez de recursos. En lo inmediato, le queda más deuda que posibilidad de inversiones productivas. Como explicó Walter Abarca (Unidad Ciudadana). “En 2015, cuando Vidal llegó a la provincia, cada bonaerense debía 5.300 pesos. Hoy, cada habitante de esta provincia debe 30.000 pesos. Con lo que se va a pagar servicios de deuda se podrían haber repavimentado 12.500 km de ruta”, detalló el legislador en un exceso de observación vial.

La apreciación se agotó al minuto. El presupuesto en Diputados tuvo 86 votos. Cambiemos y el monobloque Integrar votaron a favor. Con eso sumaron 45 votos. De manera negativa votaron Unidad Ciudadana (22), el FIT (1), el massismo (9), el PJ dialoguista (6) y el Frente Amplio Justicialista (3). Los tres diputados que estuvieron ausentes correspondieron a diferentes bloques, Carlos Urquiaga del PJ-UyR, Jorge D’Onofrio del FR y la diputada Patricia Cubría del Movimiento Evita El presupuesto prevé gastos por 929.000 millones de pesos, Endeudamiento de 68.000 millones y de emisión de letras por parte del Tesoro del orden de los 8.500 millones de pesos.

La proyección de ingresos por todo concepto es de 889 mil millones de pesos y la inversión prevista de 55 mil millones, 35 por ciento más que en 2018.

Este martes, el presidente del bloque Cambiemos del Senado, Roberto Costa, uno de los negociadores de los acuerdos, explicó que “en 2019 la inversión social va a ser prioridad”.

El gobierno dispuso un refuerzo de asistencia para evitar conflictividad social, cerró la paritaria con estatales, dispuso bono de fin de año para los empleados de la administración e incluyó a jubilados.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *