Padres e hijos, los pros y contras de ser familia en la empresa














Fuente: LA NACION – Crédito: Fabián Malavolta



Padres e hijos de las empresas Giesso, Papelera San Andrés de Giles y Lucciano´s hablaron de la dinámica dentro y fuera de sus compañías y cómo compatibilizan lo laboral con lo familiar en la segunda edición del evento


Family Business
, organizado por
LA NACION en el Malba.





La marca de indumentaria Giesso tiene 135 años de antigüedad y actualmente está presidida por Mariano Rodríguez Giesso, que es parte de la quinta generación e hijo de Ana María Giesso, VP de Giesso. Es decir, que el hijo es jefe de la madre en una relación que no estuvo desprovista de tensiones.

“A principios de los 90 fuimos a un psicoanalista y cada tanto hacemos alguna consulta. Había una crisis familiar e ir al psicólogo suma, porque ayuda a que cada uno diga todo lo que quiere decir”, contó Ana María.



En tanto, Carolina Gagliardi, directora de Administración y Finanzas de la Papelera San Andrés de Giles e hija de Máximo Gagliardi, presidente de la compañía, dijo que es difícil trabajar con su padre como jefe, aunque la fue encaminando y aprendió a trabajar en familia.





“Es fantástico, porque aprendés de la experiencia que él trae. Cuando era más joven no quería escucharlo y me golpeé contra la pared varias veces y ahí venía el ´yo te dije´. También está bueno, porque tenés un contacto diario. Si hubiéramos trabajado en distintos lados, lo vería menos”, afirmó Carolina.

Por su parte, Héctor Daniel Otero y su hijo Christian Otero, fundadores y directores de la heladería Lucciano´s, dijeron tener una relación más horizontal aunque no desprovista de discusiones.

“No es un negocio familiar tradicional, sino que tiene poquitos años: siete en Mar del Plata y tres en Buenos Aires. Somos pares haciendo un negocio juntos. Las discusiones son estratégicas, pero llegamos a consensos. No tomamos decisiones en que alguien quede herido”, aseguró Héctor.



Por último, Christian confesó que el principal motivo de disputa es presupuestario. “Es un placer compartir el día a día con mi papá. Él tiene mucha experiencia en negocios y yo tengo ideas que él baja presupuestariamente. Si alguna vez ven un helado
low cost fue idea de él”, concluyó.











temas en esta nota


¿Te gustó esta nota?






Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *