Misterio en Córdoba: una cita y un gendarme muerto – 13/01/2019


El gendarme era formoseño y vivía en el barrio Alberdi de la ciudad de Córdoba junto a un compañero, con el que compartía el alquiler. Esa noche Gustavo Walter Roldán (30) tenía una cita con otro hombre. Investigan si se trató de un homicidio.

Roldán era suboficial de Gendarmería Nacional, había pasado por Río Cuarto y ahora cumplía funciones en la capital provincial. Este sábado, a las 20.30, su compañero de alquiler se fue a trabajar a una pizzería de la zona.
 

Fuentes policiales consultadas por Clarín confirmaron que en su celular había mensajes “en los que coordinaba un encuentro con otro hombre”. Investigan ahora si, además de su cita, otras personas entraron al departamento, ubicado en Pasaje San Agustín 377. 

Es que su compañero de casa regresó de la pizzería alrededor de la 1.30 y no pudo ingresar al departamento. La puerta estaba trabada y tuvo que trepar por un balcón para poder entrar.

Cuando lo logró, halló a Roldán muerto sobre la cama. Tenía las manos atadas con un cable forrado y sangre en el rostro.

“Estamos esperando el resultado de la autopsia para determinar fehacientemente la causa de la muerte. A simple vista, parecería que podría haberse ahogado con su propia sangre, pero es una presunción preliminar”, aclararon las mismas fuentes. 

El amigo del gendarme quedó en shock al encontrarse con esta escena y llamó a la Policía. Este domingo todavía no había podido declarar ni confirmar si había faltantes en la casa que compartía con la víctima. 

Por eso esperaban que la fiscalía tuviera acceso a las cámaras de seguridad del edificio, para terminar de comprobar cuántas personas participaron del hecho y cómo hicieron para escapar. 

No descartan que se haya tratado de un homicidio, pero tampoco que el fallecimiento haya sido “producto de un supuesto juego sexual” y que su pareja ocasional haya escapado cuando notó que el gendarme se había asfixiado.

Sin embargo, antes de continuar avanzando sobre las distintas hipótesis, esperaban “la autopsia, las pericias en el celular y las filmaciones del edificio”.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *