Lógico: Las perspectivas de la industria son inciertas


Así lo indicó la central empresaria en el último informe del Centro de Estudios de la UIA (CEU), en el cual se considera que “el escenario esperado de estabilización en los niveles de producción se verá alterado por los eventos de las últimas semanas”.

El trabajo, que analiza los datos de enero, antes de que se desatara la crisis del coronavirus, destaca que en el primer mes del año la producción de las fábricas había crecido 0,4% respecto de igual mes del año pasado y 5,8% en forma desestacionalizada en comparación con diciembre. El dato de enero se explica por una mejora de la actividad de las terminales automotrices. Sin ello, se aclara que en la comparación intermensual habría habido una baja de 0,2%.

La central empresaria indicó que “las perspectivas para la industria son inciertas ante el complejo contexto económico mundial, generado por el Covid-19”. “El escenario esperado de estabilización en los niveles de producción se verá alterado por los eventos de las últimas semanas. El menor crecimiento o incluso la caída esperada para la economía mundial afectará las exportaciones, que a su vez enfrentarán menores precios internacionales”, advirtió la UIA.

Pablo Dragún, director del CEU, aseguró a Ámbito Financiero que “es imposible determinar un escenario claro hacia el futuro, todo depende de cuanto duren las cuarentenas en Europa y cuánto duren acá”.

Dragún indicó que es “incalculable hasta donde va a llegar la caída”. Aunque el mercado de Brasil se sigue manteniendo, sobre todo en productos perecederos, el economista jefe del CEU, consideró que la perspectiva de una recesión en la economía principal del Mercosur terminará afectando a las fábricas locales.

El 30% de las exportaciones industriales tienen ese destino. En cuanto a la actividad ligada al mercado interno, El economista advirtió que “una cosa es tener poca actividad, o facturar a bajo precio, pero otra cuestión es tener parado todo a cero”. Si bien califica como favorables los anuncios hechos hasta ahora por el Gobierno respecto de financiamiento, el economista relativizó el efecto de las mismas. “Europa tiene una relación de crédito sobre PBI muy superior al nuestro. Veníamos de unos años malos para la economía y esto no nos agarra en el mejor momento”, agregó. La perspectiva para los próximos meses, es que se incremente de manera notoria los pedidos de empresas en crisis para solicitar ingreso al Programa de Recuperación Productiva (REPRO). Mediante ese beneficio, el Estado se hace cargo de pagar una parte de los salarios de las empresas privadas, hasta $18.875 (Salario Mínimo Vital y Móvil) a cambio de que no se produzcan despidos.

Algunos datos privados indican que, por ahora, en una primera etapa, las empresas pueden interrumpir la contratación de personal o revisar incrementos de sueldos pactados. De acuerdo con la consultora internacional de recursos humanos Mercer, 16 % de las empresas puede revisar las pautas salariales del 2020, 12 % frenará contrataciones y 4% puede despedir personal.

Tanto datos oficiales como privados, muestran que entre fines del año pasado y los primeros meses del 2020, la caída de la industria de más de un año estaba empezando a tocar piso. El coronavirus llegó para volver a agravar la situación.

Los números del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) muestran que en enero una baja de 0,1% en forma interanual para el primer mes del año. En diciembre se informó un crecimiento 1,2% respecto de igual período del 2018. “Si bien se trata de la primera variación interanual positiva desde abril de 2018, (según la medición de la UIA) todavía es prematuro para pensar en un piso para la producción”, advirtió la central empresaria. La entidad además aclaró que “enero es un mes particular donde suele haber mucha volatilidad por paradas de planta, vacaciones y feriados, más aún teniendo en cuenta los eventos recientes vinculados al Covid-19”.

La tendencia a la recuperación habría seguido durante febrero. Según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la producción de las pymes industriales creció 1,4% en febrero frente a igual mes del año pasado. Para la serie histórica que elabora esta entidad “es la primera variación positiva después de 21 meses consecutivos de caída”.



Source link

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *