Ley de Teletrabajo. A cuántos empleos podría alcanzar la nueva norma


















De unos 11 millones de trabajos que se consideran en la Encuesta Permanente de Hogares del Indec, 3,3 millones son teletrabajables, estimó un estudio privado




El Senado aprobó hoy la ley que busca regular el teletrabajo y que entrará en vigencia luego de que se termine el aislamiento. Para darse una idea del universo alcanzado por la norma, cerca de un tercio de los trabajos en la Argentina tienen potencial hoy para ejercerse a distancia.


















































Más precisamente, entre un 27% y un 29% de los empleos se pueden realizar desde el hogar, calcula el think tank Cippec, pero ese porcentaje se reduce si se tiene en cuenta el uso efectivo de tecnología en los hogares, con una estimación de piso de 18%.



































En números concretos, de unos 11 millones de trabajos que se consideran en la Encuesta Permanente de Hogares del Indec, 3,3 millones son teletrabajables, estimó el estudio. Y, si bien hay ocupaciones que podrían ser teletrabajables con alguna reasignación de tareas, unos 4,8 millones de trabajos «requieren críticamente de la interacción física» para ser llevados a cabo, añade el informe, titulado «Evaluando las oportunidades y los límites del teletrabajo en Argentina en tiempos del Covid-19».























En un país con complicaciones de infraestructura como la Argentina, el porcentaje de puestos potencialmente teletrabajables disminuye si se tiene en cuenta el acceso a Internet y el uso de computadoras que tienen los hogares del país. En el primer caso, considerando la conectividad, el número desciende a un 25% de los puestos de trabajo. En el segundo caso, cae a un 18%. «En este escenario, la cantidad de ocupados que no puede pasar completamente su trabajo al terreno digital asciende a unos 9,5 millones de personas», suma el informe.





En un país con complicaciones de infraestructura como la Argentina, el porcentaje de puestos potencialmente teletrabajables se reduce si se tiene en cuenta el acceso a Internet y el uso de computadoras que tienen los hogares del país
En un país con complicaciones de infraestructura como la Argentina, el porcentaje de puestos potencialmente teletrabajables se reduce si se tiene en cuenta el acceso a Internet y el uso de computadoras que tienen los hogares del país Crédito: Shutterstock



















El teletrabajo tiene, además, un sesgo de género: el potencial para el teletrabajo sube a 32%-34% en el caso de los hombres, y desciende a 24%-25% en el caso de las mujeres.














«Detrás de esta cifra se esconden los sesgos que son conocidos. Por ejemplo, el 70% de los roles directivos, que tienen potencial de teletrabajo relativamente alto, son llevados a cabo por hombres. Para otros tipos de trabajo, como los asociados a servicios en general y servicios sociales en particular, la participación de mujeres es mayor, pero es mucho más difícil que puedan ejecutarse a distancia», explica el informe.





Entre las ramas con más potencial para teletrabajar se encuentran las Actividades Financieras y Seguros (61% de trabajos potencialmente teletrabajables), Información y Comunicación (58%), Enseñanza (71%), Inmobiliarias (54%) y Profesionales, Científicas y Técnicas (60%).














El teletrabajo tiene, además, un sesgo de género: el potencial para el teletrabajo sube a 32%-34% en el caso de los hombres, y desciende a 24%-25% en el caso de las mujeres
El teletrabajo tiene, además, un sesgo de género: el potencial para el teletrabajo sube a 32%-34% en el caso de los hombres, y desciende a 24%-25% en el caso de las mujeres Crédito: Shutterstock




En cambio, la Agricultura, Ganadería, Caza, Silvicultura y Pesca (22%), Industria Manufacturera (17%), Transporte y Almacenamiento (13%), Actividades administrativas y Servicios de Apoyo (17%), Construcción (10%) y Personal Doméstico (5%) no pueden trasladarse fácilmente a esta modalidad de empleo.














Las personas que efectivamente hacían teletrabajo en la era «preCovid» eran muy pocas. Según la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), realizada en 2017 y que el informe de Cippec recoge, de un total de 3.432.791 trabajadores relevados en 12 aglomerados urbanos, apenas 267.826 realizan tareas asociadas al teletrabajo, es decir, un 7,8% del total. Lo mismo sucedía en el caso de las empresas de las 64.695 empresas relevadas en la EIL, apenas 946 -esto es un 3%- implementan teletrabajo. Este panorama cambió rotundamente con la cuarentena.





Aun así, una encuesta más reciente realizada a ejecutivos de IDEA arrojó que un 22% de las empresas buscará que una parte de su fuerza laboral haga teletrabajo todos los días. Un 60% implementará un esquema mixto, un 5% aseveró que nadie teletrabajará y un 13% aún no decidió y esperaba los resultados de la ley.









ADEMÁS











Source link

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *