La vuelta de la NBA: homenaje, reclamos, público virtual y la figura que emergió de las críticas


















La NBA está de regreso. El pedido de igualdad racial fue la mayor manifestación que se dio en el reinicio que tuvo la victoria de Fuente: AP




Luego de 141 días sin acción, la NBA está de regreso. El partido que marcó el retorno de la liga de básquetbol más importante del mundo fue con el ajustado triunfo de Utah Jazz sobre New Orleans Pelicans por 106 a 104, con Rudy Gobert como gran figura; el francés anotó 14 puntos y bajó 15 rebotes. La reanudación, que se desarrollará de manera completa en tres estadios del complejo deportivo de ESPN en Disney World, cerca de Orlando, se vio marcada por varios factores más allá del partido jugado en el HP Field House: homenajes, reclamos, «público virtual» y las fuertes medidas de restricción sanitarias.


















































El pasado 11 de marzo, mientras se disputaba una de las jornadas de esta etapa regular, la Liga daba conocimiento del contagio de coronavirus por parte de la figura del partido, Rudy Gobert, jugador de los Jazz, en la previa del encuentro que su equipo debía disputar contra Oklahoma City Tunder. Esta situación fue la que disparó la suspensión de la temporada, que tuvo su reanudación este jueves en la «burbuja» que se dispuso en Orlando, con las medidas sanitarias para que todo se desarrolle de manera correcta. Casi un símbolo: el pivot francés, muy criticado en su momento, fue el autor de la primera anotación en el partido que marcó el regreso y además anotó los dos últimos lanzamientos libres que le dieron la victoria a su franquicia.





Lonzo Ball es defendido por Mike Conley en el partido que marcó el reinicio de la temporada de la NBA
Lonzo Ball es defendido por Mike Conley en el partido que marcó el reinicio de la temporada de la NBA Fuente: AP




























Durante el primer tiempo fue Pelicans el que se adueño del juego marcado por la efectividad y el gran juego de ataque se fue al descanso por 60-48 del juego. En el segundo tiempo todo fue de Utah que tuvo que correr de atrás para poder dar vuelta un partido que no se definió hasta los últimos instantes. Con el juego igualado en 104 a falta de 7 segundos, Rudy Gobert encestó los dos simples que le dieron el triunfo a los Jazz. En el rival no alcanzó el gran partido que tuvo Brandon Ingram con 23 puntos y ocho rebotes. Por su parte, Zion Williamson, una de las jóvenes promesas que tiene esta liga en su primera incursión en la NBA jugó solo 15 minutos y marcó 13 unidades. La figura de New Orleans estuvo ocho días fuera de la burbuja de Disney World atendiendo un asunto familiar de emergencia y que no pudo entrenar con el equipo por cuatro días, debido a la cuarentena que debió realizar para reingresar.


























Como era de esperar, los homenaje y pedidos de justicia estuvieron presentes en esta vuelta. Con los brazos entrelazados, jugadores y entrenadores de ambas franquicias se arrodillaron, todos alineados, mientras sonaba el himno de los Estados Unidos, en un gesto popularizado por el jugador de fútbol americano Colin Kaepernick, que se ha convertido en uno de los símbolos de las manifestaciones por la igualdad racial y el fin de la brutalidad policial que han tenido lugar en los Estados Unidos y otros países durante los últimos meses, sobre todo tras el crimen del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco, dos meses atrás.























Todos los protagonistas portaban camisetas negras con el lema «Black Lives Matter» (La vida de las personas negras importa), que también está grabado en el centro de la cancha sin espectadores del complejo deportivo de Disney World, en Orlando. La liga y los jugadores se comprometieron a que este final de su temporada, a pesar de la ausencia de aficionados y de las condiciones de aislamiento en la burbuja, se contribuya a las actuales protestas contra el racismo desencadenadas, algo que desde la NBA vieron con buenos ojos y así lo manifestó Adam Silver, comisionado de la Liga, a través de un comunicado: «Respeto el acto unificado de protesta pacífica de nuestros equipos por la justicia social; en estas circunstancias únicas no haré cumplir nuestra regla de larga data que exige estar de pie durante la interpretación de nuestro himno nacional», concluyó en la notificación.














Zion Williamson, una de las promesas de la NBA con la remera que lleva la leyenda de Black Lives Matter en un pedido que se hizo por parte de todos los protagonistas
Zion Williamson, una de las promesas de la NBA con la remera que lleva la leyenda de Black Lives Matter en un pedido que se hizo por parte de todos los protagonistas Fuente: AP




Además, otro de los gestos que se verá en este cierre de temporada será que los jugadores podrán no llevar sus apellidos en las camisetas y sí mostrar mensajes en favor de la justicia social. Algunos ejemplos se vieron en el partido que abrió la vuelta de la NBA: el novato de los Pelicans Zion Williamson portó en su musculosa la palabra «Peace» (Paz), mientras que sus compañeros Lonzo Ball y Brandon Ingram se decantaron por «Equality» (Igualdad) y «Freedom» (Libertad), respectivamente. Eso sí: no se puede mostrar cualquier mensaje, y sí alguno de los 29 que fueron elegidos previamente por consenso. Y por supuesto, los jugadores que quieren mantener su nombre lo pueden hacer, tal el caso de LeBron (James).














Los jugadores fueron autorizados a utilizar diferentes mensajes en sus camisetas en lugar de sus apellidos
Los jugadores fueron autorizados a utilizar diferentes mensajes en sus camisetas en lugar de sus apellidos Crédito: Twitter




Los protocolos de salud dictados por la organización se ejecutaron al pie de la letra. Los jugadores que estaban en el banco de suplentes cumplieron con la distancia social; muchos de ellos, quizá los que cumplieron menos minutos en cancha, llevaban sus tapabocas, al igual que los entrenadores y los demás integrantes del cuerpo técnico y médico. Muy poca presencia de periodistas, de personal de organización y de operadores de televisión, que fueron los únicos que pudieron seguir el partido y también acompañarán durante el resto de la temporada. Todos ellos fueron ubicados detrás de un cristal, para que los cuidados de salud sean mucho más estrictos.














Está claro que debido a la pandemia la ausencia de público es una de las tantas características que marcan el reinicio de la temporada de la NBA. Sin embargo, los aficionados aparecieron en pantallas gigantes ubicadas en tres lados de la cancha. Fueron 300 fanáticos, invitados por la liga que interactuaron a través del telealiento que les llegó a los jugadores, en este caso de Pelicans que actuó como el equipo local. Esto fue posible gracias a la función Juntos de Microsoft Teams, que ofrece esta novedosa vista de los asistentes en una videollamada, como si estuvieran en los asientos del estadio.








Vale destacar que todos los partidos que se llevarán a cabo en complejo deportivo de ESPN en Disney World se desarrollarán en tres estadios multiuso diferentes: El HP Field House, el Visa Center y el The Arena, el más nuevo de los tres que fue inaugurado en el año 2018.









ADEMÁS











Source link

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *