La renuncia de Evo Morales: los tres líderes de la oposición que lo acorralaron


















Carlos Mesa, expresidente, fue el principal candidato opositor en las polémicas elecciones que se celebraron en Bolivia el 20 de octubre Fuente: AP

Los tres líderes de la oposición que
acorralaron hasta la renuncia al presidente de
Bolivia, Evo Morales, son
Luis Fernando Camacho y
Marco Antonio Pumari, dirigentes delos comités cívicos de Santa Cruz y Potosí, y el principal contrincante del primer mandatario en las polémicas

elecciones

de octubre, el liberal
Carlos Mesa.









































Profesionales con larga experiencia sindical uno y empresario el otro,
Camacho y
Pumari son los líderes civiles se convirtieron en símbolos de la oposición. El primero lidera el Comité Pro Santa Cruz; el segundo el Comité Cívico de Potosí.


Pumari es hijo de un trabajador
minero y tiene 38 años. De origen
rural, estudió administración
empresarial, cumplió tareas en el
sindicato campesino y fue dirigente de la Central Obrera Departamental de Potosí.


























Camacho, apodado
«Macho Camacho», tiene 40 años y asumió la presidencia del Comité de Santa Cruz en abril. Su padre fue José Luis Camacho, también dirigente cívico. Estudió derecho empresarial, fue director de la Cámara de Industria y Comercio, Servicios y Turismo entre 2009 y 2015; y participó en un grupo empresarial de inversiones. Su experiencia sindical fue en la ultraconservadora Unión Juvenil Cruceñista. Ambos son los dirigentes más radicalizados de la oposición.


















Mesa,
expresidente de centroizquierda (2003-2005), se presentó en las últimas elecciones en alianza con
Comunidad Ciudadana, con su bandera de la «antipolítica» y de «un gobierno de ciudadanos». Antes de los comicios, buscaba reunir a toda la oposición para sacar del poder a Evo Morales en una segunda vuelta.




Luis Fernando Camacho, líder del frente más radical de la oposición en Bolivia
Luis Fernando Camacho, líder del frente más radical de la oposición en Bolivia Crédito: Página de Facebook














Los tres líderes opositores venían denunciando fallas en las elecciones nacionales del 20 de octubre desde que se conocieron los primeros resultados. Mesa llamó a
Morales «dictador», y el presidente contraatacó con acusaciones de un intento de golpe de Estado en su contra.









Esta madrugada, se conoció
un informe de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde se determinó la existencia de numerosas irregularidades en los comicios. Entre otras cosas, se detallaba que resultaba «estadísticamente improbable» que, pese a ganar los comicios, Morales hubiera obtenido los 10 puntos porcentuales necesarios para evitar un ballottage contra Mesa, quien resultó segundo.

Tras divulgarse el informe del organismo internacional, Morales anunció esta mañana la anulación de las elecciones y llamó a nuevos comicios. Sin embargo, la oposición dijo que no se podía presentar y continuó con las exigencias de renuncia.









Luego de una escala en la sede de la
Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), que lideró los amotinamientos contra Morales, Camacho y Pumari se dirigieron al Palacio de Gobierno de La Paz y entregaron una carta con un nuevo pedido de renuncia dirigida al presidente. Horas después, las fuerzas armadas le quitaron su apoyo a Morales, lo que precipitó su dimisión.






ADEMÁS











Source link

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *