La quita del IVA a alimentos generó una baja de precios de casi un punto


















Fuente: LA NACION – Crédito: Fabián Marelli

Las catorce categorías de alimentos de la canasta básica a la que el Gobierno decidió bajarle el IVA a 0% luego de la devaluación posterior a las PASO mostraron, en un mes, una baja de precios de casi un punto.









































La información surge de un trabajo presentado ayer por la Secretaría de Comercio Interior que está fundamentado en precios oficiales de los supermercados (Precios Claros). Sin embargo, a un resultado similar llegó un relevamiento publicado por la consultora Ecolatina.

De acuerdo a la cartera que conduce Ignacio Werner, la baja de precios de estos alimentos -unos 2000 en un supermercado grande- fue, en promedio, de 0,9% en 30 días. Para Ecolatina, en tanto, fue de 0,8%. La consultora agregó, por otro lado, que la inflación promedio para los productos no que no recibieron estos beneficios fue de hasta 7,5% (en promedio ascendió a 5,2%).

























Las categorías a las que le bajaron el impuesto, un 26 % del gasto de los hogares, fueron: pan, leche sachet y UAT, aceite girasol y mezcla, huevos, pastas secas, arroz, harinas de trigo, polenta, rebozador y pan rallado, yerba, mate cocido, té, conservas de frutas, hortalizas y legumbres, yogures y azúcar. Actualmente, ya se encuentran en 40.000 establecimientos de todo el país.

















Los relevamientos de Comercio Interior indicaron que, antes de las PASO, el aumento de esta canasta había sido de 0,02% (del 1°al 11 de agosto pasado). Tras las primarias y la devaluación, los valores de los productos -el envío de nuevas listas de precios alimentos de la industria a los supermercados- en subieron 3% hasta el viernes 16 de agosto. Pero, tras el decreto para eliminar el IVA (en algunos productos del 21% y en otros de 10%), se produjo un retroceso de 3,8%. «La política de alivio para el bolsillo funcionó», dijo Werner en un encuentro con periodistas, donde destacó que cree que la reducción del impuesto ya absorbió la mayor parte del traslado a precios por el alza del dólar.

«Si bien el impacto de la medida fue positivo en las distintas cadenas de supermercados relevadas, no fue así para el canal tradicional, o sea, autoservicios y almacenes. En estos comercios no se observó una reducción en ninguno de los grupos relevados, lo cual implica que estos comercios aprovecharon el crédito fiscal para recomponer márgenes en un contexto de ventas muy deprimidas», alertaron en Ecolatina.



























«Podemos considerar que la medida fue exitosa en su objetivo de compensar parcialmente la degradación de ingresos reales que sufrió buena parte de la población», afirmó la consultora sobre el impacto que tuvo la medida en general.

Las diferencias en las bajas de precios, contaron las fuentes oficiales, estuvo relacionado al vínculo que cada producto tiene con el tipo de cambio (el aceite, por caso), o en que algunos estaban gravados con alícuotas más bajas de IVA.









Además, el Ministerio de Producción que conduce Dante Sica informó ayes que prorrogará hasta el 7 de enero el programa Precios Cuidados con un aumento promedio de 4,66% con relación a mayo. «Ningún producto tuvo un alza de más de 10%, dijo Werner. Los nuevos valores empezarán a verse en las góndolas «en los próximos días».

«Fue una negociación normal», afirmó Werner sobre los contactos con las empresas para renovar Precios Cuidados. En algunas de las compañías pedían subas de más de 10% para continuar en el mismo. «Hubo algunos planteos con relación al tipo de cambio, pero en algunos productos hubo una baja significativa del IVA», señaló.









Además, Comercio Interior informó que se incorporan opciones de yogures con cereales, legumbres, galletas de arroz, productos de higiene personal entre otros, y nuevas marcas y proveedores. El 64% de las empresas en el plan son pymes.

«Es un acuerdo y se va a cumplir», afirmó Werner sobre Productos Esenciales, otro de los programas oficiales lanzados para «proteger al bolsillo». Las dudas con el plan que congeló el precio de 64 productos de la canasta básica hasta fin de año tenían que ver con el aumento de los costos que trajo la devaluación y sobre las versiones en las últimas semanas por algunas empresas que no continuarían en el mismo. Werner descartó esa posibilidad. El plan verificó un promedio de cumplimiento del 84% en la última semana a nivel nacional. «La Secretaría lleva realizados más de 9300 relevamientos en 60 ciudades de las regiones AMBA, PBA, Centro, Cuyo, Patagonia, Noroeste y Noreste», estimó un informe oficial.

Pero además, Werner informó que habrá incluso algunas reducciones de precios en algunos productos de esa canasta. La leche UAT marca Apóstoles pasará de $45 a $39,90; el arroz largo fino de la misma marca, de $38,12 a $35,90 y el arroz parboil, también de la marca Apóstoles, baja de $45,90 a $44.

En el Gobierno negaron además que haya problemas con bancos o comercios a la hora de mantener las rebajas en las tasas de interés, que habían logrado cuotas sin costo en algunas cadenas, dentro del programa Ahora 12 y sus variantes.

Según datos oficiales, la facturación de $29.217 millones en julio (se cuadriplicó frente a meses anteriores) en el Ahora 12 significó un alza 72% real interanual, y se estimó que para agosto, un mes de fuerte aumento de la inflación, la facturación llegue a $32.000 millones.

Tras la PASO y la fuerte suba del dólar, el Relevamiento de Expectativas (REM) estimó que la inflación de 2019 terminará en torno al 55% (se esperaba que fuera de 40%), con una fuerte aceleración en agosto y septiembre. El Indec difundirá mañana el índice de precios al consumidor de agosto. «Estamos evaluando nuevas medidas», dijo Werner, aunque decidió no dar más detalles.







ADEMÁS











Source link

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *