La «maldita noche» que destruyó la vida de una familia de Banfield – 11/08/2019


Adrián Albanese (40) trabajaba de domingo a domingo en su pizzería «Don Albanese», ubicada en Adolfo Alsina y Peña, en Banfield. La había abierto en 2017 junto a su esposa Verónica Fernández (38). Ellos se habían conocido un año antes, se casaron y hace cuatro meses nació su hijo Salvador, después de una búsqueda que no fue fácil.

Adrián solamente cortaba con el trabajo un ratito a la tarde para ir a ver a su mujer y su bebé. Después seguía firme hasta la hora del cierre. Con mucho esfuerzo, el matrimonio estaba consiguiendo la vida que soñaban. La noche del Día del Amigo, Adrián estaba muy contento porque les había ido muy bien. Verónica lo esperaba con unos mates.

Adrián Albanese (40), el pizzero asesinado en Banfield, junto con su esposa, Verónica Fernández.

Adrián Albanese (40), el pizzero asesinado en Banfield, junto con su esposa, Verónica Fernández.

Pero Adrián nunca llegó. «Él me decía que iba a traer algo para compartir con los mates. Se retrasó y pensé que había mucho trabajo. Me fui a acostar con Salvador y a las 3.30 me despertaron con la noticia… no entendía nada«, recordó la esposa del pizzero sobre «esa maldita noche«, como le dice desde entonces.

Lo que pasó quedó grabado en un video de las cámaras de seguridad del local. Justo cuando estaban preparando los últimos pedidos y cerrando –porque por seguridad habían decidido no seguir abiertos después de medianoche– tres ladrones armados entraron a robar a la pizzería.

En ese momento en «Don Albanese» había unas diez personas, entre clientes y empleados. La persiana estaba baja por la mitad, con su «puerta de escape» abierta. Por allí, a la 0.30, entraron primero dos delincuentes, cada uno con una pistola en su mano. Uno encaró directo a Adrián y lo apuntó con el arma en la cabeza para exigirle la recaudación. Otro se ocupó de las personas que estaban en la barra y las golpeó para quitarle sus pertenencias. También las obligaron a agacharse.

Segundos después entró el tercero y uno de los asaltantes cruzó para el otro lado del mostrador. Adrián intentó defenderse y comenzaron a pelear. Entonces otro de los asaltantes armados se sumó al forcejeo. Vaciaron la caja registradora y, cuando estaban por irse, uno de ellos se dio vuelta y le disparó al pizzero en la cara.

Adrián Albanese (40), dueño de la pizzería "Don Albanese", ejecutado de un tiro en la cabeza durante un asalto en su local en Banfield.

Adrián Albanese (40), dueño de la pizzería «Don Albanese», ejecutado de un tiro en la cabeza durante un asalto en su local en Banfield.

«El balazo lo mató al instante, no le dieron la oportunidad de nada«, dijo Verónica, destrozada.

Con el ruido del disparo, los tres asaltantes, que llevaban gorras y capuchas pero la cara descubierta, escaparon y se subieron al Ford Ka blanco en el que llegaron y que uno de ellos había robado 40 minutos antes en Aristóbulo del Valle y Ministro Brin, en Lanús. De allí, el ladrón fue a buscar a sus cómplices a Villa Diamante. Investigan si en el camino también robaron un negocio en Banfield Oeste.

Detuvieron a un adolescente de 17 años por el crimen del pizzero de Banfield.

Detuvieron a un adolescente de 17 años por el crimen del pizzero de Banfield.

Con las imágenes de las cámaras de seguridad, a las pocas horas la Policía detuvo a un joven de 22 años. Pero el acusado logró demostrar que esa noche, a la hora del robo, estaba compartiendo una cena por el Día del Amigo y que el asaltante al que buscaban era su hermano.

Once días después del homicidio, la Policía logró dar con el primero de los ladrones, Denis Iván «Chicho Serna» Ramírez (22), en Remedios de Escalada (Lanús). Y horas después cayó «Agullo», de 17 años, hermano del joven de 22 que habían apresado por error.

Mirá también

Como este segundo sospechoso es menor, la causa pasó de la UFI N° 6 de Lomas de Zamora a la Fiscalía N° 1 del Fuero de Responsabilidad Juvenil, a cargo de Martín Seara.

Mientras tanto, hay un tercer delincuente prófugo. Se trata de Martín Adrián «Vela» Lugo, por el que el Ministerio de Seguridad bonaerense ofrece una recompensa de hasta 500 mil pesos para quien brinde datos que ayuden a encontrarlo. 

El Gobierno bonaerense ofrece una recompensa de hasta 500 mil pesos para quienes aporten datos del prófugo del crimen del pizzero Adrián Albanese, en Banfield.

El Gobierno bonaerense ofrece una recompensa de hasta 500 mil pesos para quienes aporten datos del prófugo del crimen del pizzero Adrián Albanese, en Banfield.

«A mí me dicen que como ya encontraron a dos me debería calmar, pero yo no voy a estar tranquila hasta que agarren a los tres y se haga justicia«, dijo Verónica.

«Ellos tenían antecedentes y seguían robando. Por otro lado no entiendo cómo las cámaras del Centro de Monitoreo municipal no detectaron cuando estaban robando el Ford Ka blanco. De Lanús a Banfield hay un trayecto bastante largo y la Policía no hizo nada, si está el video de cómo roban el auto blanco y que se van despacito…», expresó la mujer, que sabe que el menor recibirá una «pena morigerada». 

La pizzería de Banfield donde mataron a Adrián Albanese.

La pizzería de Banfield donde mataron a Adrián Albanese.

Igual, nada le devolverá a Verónica y a su bebé su vida de antes. «Ahora mi hijo y yo quedamos solos. No tenemos nada. A Adrián lo asesinaron y a Salvador le quitaron el derecho de tener un papá», afirmó.

«Este desenlace maldito me devastó. Tuvimos un hijo hace cuatro meses y nos costó un montón. Nos habíamos casado hace un año y medio, habíamos perdido un bebé y lo volvimos a intentar. Había salido todo bien. Cada mes de embarazo fue un agradecimiento y una lucha constante. Con la llegada de Salvador era todo tan feliz y mágico…», lamentó Verónica, quebrada.

Adrián Albanese y su esposa, Verónica Fernández, con su bebé, en un viaje a Mar del Plata poco antes de que mataron al pizzero de Banfield.

Adrián Albanese y su esposa, Verónica Fernández, con su bebé, en un viaje a Mar del Plata poco antes de que mataron al pizzero de Banfield.

«Don Albanese» era la segunda pizzería que Adrián tenía en la zona. La primera, a unas cuadras de distancia, no había funcionado tan bien. Pero este local, ubicado en una esquina transitada y muy bien decorado, sí. Y hace dos años ella decidió mudarse a Banfield para estar más cerca de él.

También le regaló para el cumpleaños una caricatura de él, como maestro pizzero. «Ahí estaba reflejada el alma de él y tenía ese cuadro en el local», dijo. La pizzería todavía no reabrió.

La caricatura de Adrián Albanese (40) en su pizzería de Banfield. Lo mataron durante un robo.

La caricatura de Adrián Albanese (40) en su pizzería de Banfield. Lo mataron durante un robo.

La mujer contó que su esposo era muy querido por sus empleados y los vecinos con los que había armado un grupo de WhatsApp para cuidarse entre ellos. También había instalado cámaras con las que podía ver lo que pasaba afuera. Por el crimen de Adrián los vecinos organizaron una marcha en reclamo de justicia.

«El local era nuestra fuente de trabajo. Ahora quedé sola en medio de todo el caos, también teniendo que salir de deudas porque estábamos creciendo. Y nuestro bebé de 4 meses ahora se quedó sin su papá, una vida completamente arruinada y destrozada. No lo puedo creer», expresó.

EMJ



Source link

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *