La Corte escuchó alegatos a favor y en contra del desembarco de Farmacity en Buenos Aires – 07/11/2018


Con la exposición de una quincena de “amigos del tribunal” admitidos para dar su opinión en el juicio, la Corte Suprema de Justicia de la Nación inició este miércoles la audiencia pública convocada para escuchar a las partes y los interesados antes de resolver en la demanda planteada por la empresa Farmacity contra la provincia de Buenos Aires para poder abrir negocios en su territorio.

Farmacity recurrió a la Corte nacional porque perdió en las instancias de la Justicia provincial en su intento de declarar la inconstitucionalidad de la ley que impide a una sociedad anónima administrar una farmacia, negocio que la firma ya desarrolla en 14 provincias y la ciudad de Buenos Aires hace más de veinte años y con un empleo directo de 6 mil personas, según recordó la firma.

Las posturas de la empresa y de la provincia serán expuestas el miércoles próximo, según el cronograma establecido por el máximo tribunal, que para este caso funciona con sólo tres de sus cinco miembros ya que dos de ellos están excusados por distintos motivos. Ellos son el presidente del tribunal, Carlos Rosenkrantz, y el ministro Horacio Rosatti, ausentes este miércoles del estrado de la sala de audiencias del máximo tribunal.

Así, sólo ante los jueces Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Elena Highton, que encabezó el encuentro en su condición de vicepresidente del tribunal, los “amigos del tribunal” alegaron a favor o en contra de permitir el funcionamiento de la empresa fundada por el ex vicejefe de Gabinete Mario Quintana, quien hace tres meses se desprendió de sus participaciones accionarias en la firma, según informó la empresa. La mayoría de las exposiciones fueron a favor de la postura de la provincia de Buenos Aires y contra la de la empresa en el juicio iniciado en 2012. Y sólo uno de ellos, el ex titular de la Inspección General de Justicia Ricardo Nissen, en nombre de una ONG, aludió en forma crítica a Quintana sin mencionarlo por su nombre.

El expositor más conocido públicamente fue el ex ministro de Salud nacional y provincial Ginés González García. El también ex embajador del kirchnerismo en Chile expresó su oposición al desembarco de Farmacity en el territorio gobernado por María Eugenia Vidal y defendió el “modelo europeo” por su “rol comunitario”.

“La idea de la farmacia shopping es una idea que le hace perder el respeto de la gente a los medicamentos“, señaló González García en alusión a la norma que obliga a que sea un profesional farmacéutico el titular de un establecimiento en el que se venden remedios. Farmacity alegará la próxima semana que en las 242 farmacias que tiene instaladas en el país hay “un director técnico farmacéutico responsable que garantiza el derecho a la salud”, según adelantaron sus voceros.

La contraposición “sociedades anónimas versus farmacéuticos” fue el eje de las disertaciones ante los tres jueces de la Corte, aunque una de las menos técnicas de las exposiciones fue la del representante de la Asociación de Empleados Farmacéuticos, Fermín Carricante, quien defendió la instalación de Farmacity en territorio bonaerense y aseguró que “la experiencia en la ciudad de Buenos Aires” indica que “no se afectó sino que se incrementó” la creación de fuentes de trabajo en el sector.

De acuerdo con los números de la empresa, cada apertura de un nuevo local con su marca implica, en promedio, la creación de al menos 25 empleos formales y desde ella destacaron que Farmacity tiene 147 locales de los 1.661 lugares de expendio de remedios en la ciudad de Buenos Aires y que en el último año 2,5 millones de personas acudieron a los 75 negocios que funcionan las 24 horas del día.

Los detractores de la instalación de la firma en la provincia más grande del país mencionaron la ausencia de un responsable legal ante una eventualidad penal -un medicamento vencido, por ejemplo- y la concentración de los locales de la empresa en los centros urbanos, uno de los logros que contrariamente resaltan desde la firma.

En defensa de la firma, el economista Marcelo Capello elogió el modelo cordobés -uno de los tres jueces que deben decidir la cuestión, Maqueda, es de esa provincia-, expuso números que indican que allí no hay una posición dominante de Farmacity (33 farmacias contra un total de 2.500) y sostuvo que “restringir el acceso a nuevos oferentes termina perjudicando al consumidor”. Por el contrario, los opositores a Farmacity dijeron que debe privilegiarse el derecho a la salud por sobre el derecho de propiedad.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *