La Cámara baja de EE.UU. condena a Trump por sus comentarios «racistas» contra «el escuadrón»


















El mensaje de la cámara, de mayoría demócrata, llegó luego de tres días de cataratas de tuits por parte del republicano Crédito: DPA

WASHINGTON.- Para marcar la cancha, elevar el tono de la indignación y subrayar la diferencia, ayer la Cámara de Representantes de Estados Unidos votó por condenar los
«comentarios racistas» del presidente Donald Trump contra cuatro
legisladoras demócratas de minorías, una medida simbólica que busca avergonzar al mandatario y a los republicanos que lo respaldaron.

































El mensaje de la cámara, de mayoría demócrata, llegó luego de tres días de cataratas de tuits por parte del republicano, que no solo no se arrepintió de sus dichos sino que fue por más y hasta
se atrevió a decir que es a él a quien le deben las disculpas.

La resolución aprobada afirma que se «condena con firmeza los comentarios racistas del presidente Donald Trump, que han legitimado y aumentado el miedo y el odio a los nuevos estadounidenses y la gente de color». Entre todos, cuatro republicanos apoyaron la medida.

























La resolución también critica a Trump por decir «que miembros del Congreso que son inmigrantes (o quienes entre nuestros colegas que son erróneamente percibidas como inmigrantes) no pertenecen en el Congreso o en Estados Unidos».




















El mensaje de la cámara, de mayoría demócrata, llegó luego de tres días de cataratas de tuits por parte del republicano
El mensaje de la cámara, de mayoría demócrata, llegó luego de tres días de cataratas de tuits por parte del republicano Crédito: DPA

El primer día de este revuelo fue el domingo, cuando Trump dijo a un grupo de legisladoras que «deberían regresar a ayudar a arreglar los lugares de donde vinieron, totalmente arruinados e infestados por el crimen».

















Las cuatro legisladoras, Alexandria Ocasio-Cortez de Nueva York, Ilhan Omar de Minnesota, Ayanna Pressley de Massachusetts y Rashida Tlaib de Michigan, son todas ciudadanas estadounidenses de orígenes extranjeros. De hecho, tres nacieron en el país. Ellas, que llegaron a la Cámara a principios de 2019, son apodadas «El escuadrón» por algunos medios, en tanto destacan por su intensa actividad en las redes sociales y por posiciones escoradas hacia la izquierda.









Tras el primer ataque, y luego de que las mujeres respondieran sin violencia en una rueda de prensa en la que afirmaron que el mandatario promueve una «agenda nacionalista blanca» y prometieron que sus voces no serán silenciadas, Trump se aferró a su estrategia y primero pidió que se disculparan por las críticas constantes al país y las acusó de «odiar» a Estados Unidos. En la mañana de ayer reiteró su intención: «Si no están felices aquí, pueden irse». «Estos tuits no eran racistas. No tengo ni un hueso racista en mi cuerpo», dijo.

En reacción, Ocasio-Cortez respondió: «Tiene razón, señor Presidente, no tiene ni un hueso racista en su cuerpo. Tiene una mente racista y un corazón racista».









En carrera por un segundo periodo en las elecciones de 2020, Trump parece decidido a avivar las llamas de la tensión racial para reforzar su base electoral, mayoritariamente blanca. El presidente tiene antecedentes de este tipo: de hecho, fue él quien lideró un movimiento que afirmó falsamente que el expresidente demócrata Barack Obama no había nacido en Estados Unidos.




El mensaje de la cámara, de mayoría demócrata, llegó luego de tres días de cataratas de tuits por parte del republicano
El mensaje de la cámara, de mayoría demócrata, llegó luego de tres días de cataratas de tuits por parte del republicano Crédito: DPA







Agencias AP y AFP






ADEMÁS











Source link

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *