Investigan si los asesinos del contador tuvieron un cómplice dentro de la empresa – 05/12/2018


Vestidos de blanco, con gorras y simulando ser empleados de una empresa avícola, los asaltantes demostraron que se trataba de un golpe planificado. Llenaron un bolso con dinero y estaban listos para escapar. Pero Horacio Alvarez (55) los corrió. Estaba armado y cuando empezó a tirar no llegó a ver que uno de los ladrones todavía estaba adentro. Recibió un disparo en la pierna y murió. Este miércoles a la tarde la banda estaba identificada y los investigadores estaban tras la pista de un posible entregador

Horacio era el contador de AviMás, un mayorista de productos Avícolas de Mercedes, pero con sede en San Martín. Hacía más de cinco años que manejaba las cuentas de la empresa. Los asaltantes conocían su rol: fueron directamente hacia a él cuando ingresaron a la empresa, este martes a las 14.30. 

Eran cinco ladrones. Usaron lentes de sol, gorras y ropa blanca para camuflarse entre los empleados de la avícola, que intentaron evitar el robo arrojándole cajones de pollo a los ladrones. Al menos dos delincuentes hicieron de campana en la puerta del negocio, ubicado sobre la calle Perdriel al 3200, en pleno centro de San Martín, a 10 cuadras de General Paz. 

Los asaltantes se hicieron pasar por empleados de la empresa donde trabajaba la víctima.

Los asaltantes se hicieron pasar por empleados de la empresa donde trabajaba la víctima.

“Horacio era un tipo bárbaro, muy tranquilo y racional. Si ya tenía un arma es porque estaba decidido a tirar, pero nunca habló del tema ni sospechamos que podría llegar a reaccionar de esta manera”, reconocieron en su entorno.  “Su padre fue policía, quizá por eso sabía usar el arma y tuvo ese coraje. Fue una sorpresa su reacción”, agregaron. 

El contador estaba divorciado y tenía dos hijas adolescentes. Era de Martínez pero ahora estaba viviendo en Tigre. Había formado una nueva pareja y “estaba en uno de sus mejores momentos”, lamentaron sus amigos. 

“Cerrado por duelo”, decía este miércoles el cartel que pegaron en la persiana del negocio que fue la escena del crimen. Fue ahí, justo en la entrada, que Horacio recibió el tiro mortal: “Los ladrones entraron, dos hicieron de campana y cuando sale el que tenía el dinero él lo corre atrás, pero no vio que quedaba uno adentro del negocio, que le tiró”, explicaron fuentes del caso. 

El auto robado en el que se movieron los asaltantes. Luego del crimen lo abandonaron a unas pocas cuadras.

El auto robado en el que se movieron los asaltantes. Luego del crimen lo abandonaron a unas pocas cuadras.

Los ladrones escaparon en un Golf blanco que dejaron abandonado a pocas cuadras. Tenía pedido de secuestro y lo habían robado en La Matanza. Tras dejar ese coche, huyeron en una utilitaria que quedó filmada por las cámaras de seguridad de la Municipalidad de San Martín. Los peritos encontraron huellas y distintos elementos que los ayudaron a identificar a la banda. 

Este miércoles a la tarde los sospechosos aún no habían sido detenidos. Fuentes del caso investigaban ahora si hubo un entregador dentro de la empresa que brindó datos sobre los movimientos de dinero y ayudó a planear el ataque.

Yamila, dueña de un kiosco justo frente a AviMás, dijo: “Escuché 3 disparos, fui a buscar a mi novio y cruzamos a la pollería. Ahí estaba el hombre todo desangrado y temblando detrás de la pared de la entrada“. Y agregó: “Estaban los 30 empleados laburando cuando se mandaron los delincuentes. Uno de los chicos me contó que por la impotencia les revoleaban las cajas con los pollos a los ladrones”.

Enrique, otro vecino, contó que se trata de un negocio con mucho movimiento: “Se veía la cantidad de dinero que movían, algún día de estos iba a pasar. Estuve en la marcha de Ballester y es muy triste lo que pasa, es en todos lados igual”. 



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *