Hambre. Daniel Arroyo propuso a la Copal extender a otros productos la quita del IVA


















Fuente: Archivo – Crédito: Soledad Aznarez

La Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) recibió hoy a Daniel Arroyo, eventual ministro de Desarrollo Social de un gobierno de
Alberto Fernández, para hablar sobre el plan para combatir el
hambre que impulsa el candidato del
Frente de Todos. En un encuentro de dos horas, al que calificaron como «constructivo y muy positivo», los integrantes del comité directivo de la entidad empresarial coincidieron con Arroyo en la idea de mantener la eliminación del IVA a algunos productos de la canasta básica, pero tuvieron miradas diferentes sobre la ley de góndolas que quiere impulsar el kirchnerismo.









































El lunes pasado, Fernández señaló ante distintos sectores sociales que, en caso de ser elegido presidente, crearía el Consejo Federal Argentina contra el Hambre, que dependería directamente del Poder Ejecutivo. Arroyo reiteró a la Copal la invitación a formar parte del Consejo y los directivos dijeron que estaban dispuestos a integrarlo, según confirmó el presidente de esa entidad, Daniel Funes de Rioja, a
LA NACION.

Entre las medidas que les propuso Arroyo para el plan contra el hambre, el de extender la eliminación del IVA a más productos de la canasta básica es el que más sobresale. Sin embargo, el beneficio sería para los sectores de más bajos ingresos. «Hay que definir cuáles serían y el impacto fiscal que tendría la medida», señaló Funes de Rioja, presidente de la Copal.

























La medida que impulsó el Gobierno de quitar el IVA a 14 productos de la canasta básica trajo buenos resultados en cuanto a amortiguar la inflación que produjo la devaluación luego de las PASO. Sin embargo, al tratarse de un impuesto coparticipable, la norma generó un conflicto con las provincias, y la Corte Suprema indicó que la Nación debía hacerse cargo del costo fiscal. El tema deberá ser resuelto, seguramente, por el presidente que asuma el 10 de diciembre.

















Por otro lado, en la Copal indicaron que no ven a la ley de góndolas como una herramienta idónea para controlar la inflación. «Al contrario, podría producir quiebres de stock, ya que hay empresas que no tienen volumen de stock ni capacidad de reposición», dijo Funes de Rioja.

«No hay una experiencia internacional exitosa en esa materia. Además, los supermercados tienen apenas el 50% del mercado, el resto es autoservicios o supermercados chinos», agregó el ejecutivo.

















La Copal además aprovechó la reunión para contarle al enviado de Fernández la situación de la industria alimenticia, afectada por «la contracción de la actividad económica y la caída del consumo interno, que no tracciona».









«Evidenciamos varios problemas, como son los costos logísticos, que triplican los internacionales, la tasa de interés y los costos laborales no salariales. Además, tenemos un 50% de presión fiscal acumulada en bebidas, entre Nación, provincias y municipios, y del 40% sobre alimentos», dijo Funes de Rioja.

Finalmente, los directivos le ofrecieron al experto un cuadro comparativo de precios de productos de canastas en varios países y, «pese a la asimetría de los mayores costos, hoy los precios en dólares en la Argentina son más baratos», indicaron.









La Copal integra un grupo de empresas que emplean a 400.000 personas y sus exportaciones generan 25.000 millones de dólares al año.







ADEMÁS











Source link

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *