Hallan a un hombre asesinado y por el crimen detienen al amante de su mujer – 02/12/2018


A Matías Arismendi (26) lo encontraron muerto de un escopetazo en la cabeza en su casa de Campana y por el crimen detuvieron al amante de su esposa. El hombre cayó porque intentó simular un suicidio pero cometió un grave error: se llevó el arma y la escondió en la propiedad de su primo.

Tras el arresto de Oscar Parma (25), la principal hipótesis que manejan los investigadores no apunta a que los problemas entre ellos eran por la mujer con la que ambos mantenían una relación sino a una disputa vinculada a la comercialización de estupefacientes.

Todo sucedió el sábado al mediodía, cuando los agentes de la Comisaría 1ra. de Campana llegaron a la casa de San Juan, entre Pedro Omar y Vigna, de Campana tras un llamado al 911 que alertaba sobre una persona muerta en el lugar.

Cuando los policías llegaron a la casa, hallaron a Arismendi muerto de un escopetazo en la cabeza.

Todo parecía indicar que se había tratado de un posible suicidio, pero en la escena del crimen faltaba un elemento clave: había un cuchillo, un cartucho calibre .16 y varios perdigones cerca del cuerpo, pero no hallaban el arma, un escopeta.

Cuando los investigadores se entrevistaron con esposa de Arismendi, ella inicialmente abonó la hipótesis del suicidio. Pero cuando hablaron con la última persona que había estado con la víctima algo no les cerró. Se trata de Parma, quien coincidió los dichos de la mujer.

Sin embargo, la policía realizó diversos operativos y fue entonces que secuestró la escopeta calibre .16 -sin marca ni numeración- presuntamente utilizada en el crimen de Arismendi: estaba escondida en la casa de un primo de Parma, agregaron los voceros.

Ante las pruebas reunidas, la esposa de Arismendi cambió su versión de lo ocurrido y contó a los investigadores que ella había visto a Parma salir de la escena del crimen luego de haber mantenido una discusión con su marido.

Las fuentes precisaron que la mujer reconoció que ella mantenía una relación amorosa con Parma y que el detenido y su esposo se acusaban mutuamente por la venta de drogas. También explicó que cuando murió Arismendi, ambos mantuvieron un forcejeo en el que se produjo el escopetazo que mató a su marido.

A raíz de estos nuevos testimonios, el fiscal de la causa, Matías Ferreiros, de la UFI 2 del Departamento Judicial Zárate-Campana, dispuso el arresto de Parma por el delito de homicidio agravado por el uso de arma.

Fuente: Télam



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *