Empresas B: se aprobó en Diputados la ley de sociedades de beneficio e interés colectivo















El proyecto de ley que pretende regular a las empresas mediante su impacto social y ambiental obtuvo media sanción en diputados y espera su tratamiento en el Senado.



Después de los numerables casos que pusieron en jaque al sector privado, crece la demanda de transparencia y participación social de las empresas. En este escenario, la ley que pretende regular a las empresas mediante su impacto social y

ambiental

obtuvo media sanción en Diputados y espera su tratamiento en el Senado.





























El proyecto prevé que las sociedades de Beneficio e Interés Colectivo (BIC) -
conocidas como empresas B– deberán incluir en su contrato el “impacto social, ambiental, positivo y verificable” que deben generar y será respaldado por el 75% de los socios de la compañía.

Es una forma de exigir legalmente el cumplimiento del propósito que estaría declarado en los estatutos de la empresa y deberá contar con un impacto social o ambiental definido por los propios miembros. La ley se aplicaría a cualquier tipo de sociedad, pero no regularía el manejo de los activos de la sociedad o la distribución de utilidades.















Además, según el proyecto, las empresas deberán confeccionar un reporte anual para acreditar las acciones en un plazo máximo de seis meses desde el cierre de cada ejercicio anual que luego serán auditadas por un profesional independiente matriculado especializado en los ámbitos donde se pretende lograr el impacto.El reporte deberá ser presentado ante una autoridad que deberá ser definida por el poder Ejecutivo.















El proyecto para las Sociedades BIC obtuvo 117 votos afirmativos, 36 negativos y 8 abstenciones, de un total de 162 diputados presentes.

Las Empresas B son compañías con fines de lucro que en su modelo de negocio especifican objetivos de impacto social, ambiental y económico, por eso se las conoce como compañías de triple impacto. Para ser reconocidas como tales,
atraviesan un proceso de certificación que las evalúa en todas sus dimensiones.











Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *