«El Robo del Siglo»: las cinco diferencias entre la realidad y la ficción, según Luis Vitette


14 años después

“El hombre del traje gris” repasó con Clarín los detalles de la película protagonizada por Francella y Peretti.

Una de las escenas de «El Robo del Siglo», que llegó a la pantalla grande este jueves 16 de enero de 2020.

Luis Mario Vitette (64) abre su joyería en un barrio de la ciudad de San José de Mayo en Uruguay. Pone todo en orden para atender a los clientes de la tarde y después habla con Clarín sobre la película que lo volvió a poner en boca de todos.

«El Robo del Siglo» lleva al cine el asalto al Banco Río de Acassuso que  duró siete de las horas de aquel viernes 13 de enero de 2006. Ese día, los canales transmitieron en vivo una toma de rehenes que a cada instante parecía a punto de terminar. Cuando los agentes del Grupo Halcón entraron dispuestos al mano a mano con los ladrones descubrieron que la banda había escapado por un túnel subterráneo.

Los secretos de ese robo y de los delincuentes que lograron escapar con 19 millones de dólares y 80 kilos de joyas terminaron inspirando libros e investigaciones periodísticas durante más de una década.

http://www.clarin.com/

‘}

};

(function ( $ ) {
$.Newsletter = function () {
var options = {
url_suscribir: ‘/newsletter/suscribir’,
url_consultar: ‘/newsletter/consultar’,
mensaje_suscripto: ‘/newsletter/mensaje/sus’,
mensaje_yasuscripto: ‘/newsletter/mensaje/asus’
};
suscribo = function (options, mail, grupo) {
$.ajax({
url: options.url_suscribir,
dataType: ‘json’,
method: «POST»,
cache: false,
data: {
«mail»: mail,
«idGrupo»: grupo
},
success: function (response) {
newsletterStorage.removeItem(grupo);
var path = options.mensaje_suscripto + ‘?title=’+$(‘.newsletter-embeb’).attr(«titulo»);
var nl_pass_data = {};
nl_pass_data.hitType = «event»;
nl_pass_data.eventCategory = «news_caja_nota»;
nl_pass_data.eventAction = «load_modal_suscripcion»;
nl_pass_data.eventLabel = «confirmacion_quepasóhoy»;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) {
var user = WAuth.getUserSync();
$.ajax({
url: options.url_consultar,
dataType: ‘json’,
cache: false,
data: {
«email»: user.email
},
success: function (response) {
var grupoWidget = $(‘.newsletter-embeb’).attr(‘grupo’);
if (response.subscriptions[grupoWidget]) {
var path = options.mensaje_yasuscripto + ‘?title=’+$(‘.newsletter-embeb’).attr(«titulo»);
openModal(path);
} else {
suscribo(options,user.email,grupoWidget);
}
}
});

}
authenticate = function () {
if (getIdPase() == «http://www.clarin.com/») {
WAuth.authenticateUser();
$.cookie(«suscribir»,$(‘.newsletter-embeb’).attr(‘grupo’));
} else {
$.cookie(«suscribir»,0);
}
}
getIdPase = function () {
var idPase = $.cookie(‘idPase’);
if (idPase == null «http://www.clarin.com/» idPase == «http://www.clarin.com/») {
return «http://www.clarin.com/»;
}
return idPase;
}
execute = function (options) {
authenticate();
consulto(options);
}
openModal = function (path) {
$.magnificPopup.open({
closeOnBgClick: false,
closeBtnInside: false,
overflowY: ‘scroll’,
alignTop: true,
modal:true,
items: {
src: path,
type: ‘ajax’
},
callbacks: {
close: function () {
window.location.hash = «http://www.clarin.com/»;
},
open: function () {
$(‘.mfp-bg’).addClass(‘modal-newsletter’);
}
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(document).on(‘click’,’.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’, function () {
$.Newsletter();
var nl_pass_data = {};
nl_pass_data.hitType = «event»;
nl_pass_data.eventCategory = «news_caja_nota»;
nl_pass_data.eventAction = «clickarea»;
nl_pass_data.eventLabel = «caja_quepasóhoy»;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(«wa.login», function(e, user){
if($.cookie(«suscribir»)>0) {
$.Newsletter();
}
});
$(document).ready(function () {
var user = WAuth.getUserSync();
if(user){
var widgetSavedToGroup = newsletterStorage.getItem(nlObject.id);
var almacenarWidget = false;
if(typeof widgetSavedToGroup === ‘undefined»http://www.clarin.com/»| widgetSavedToGroup === null){
almacenarWidget =true;
}
if(almacenarWidget){
$.ajax({
url: ‘/newsletter/checksubscription’,
dataType: ‘json’,
cache: false,
data: {
«email»: user.email,
«grupoID»: nlObject.id
},
success: function (response) {
queryGroup = nlObject.id;
if(response.isSubscribeToGroup && response.widget != «http://www.clarin.com/»)
{
nlObject.id = (typeof response.widget.data.newslettersList.id !== «undefined») ? response.widget.data.newslettersList.id : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.newsletterName = (typeof response.widget.data.title !== «undefined») ? response.widget.data.title : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.title = (typeof response.widget.data.title !== «undefined») ? response.widget.data.title : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.subtitle = (typeof response.widget.data.subtitle !== «undefined») ? response.widget.data.subtitle : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.bajada = (typeof response.widget.data.subhead !== «undefined») ? response.widget.data.subhead : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.quotedBajada = (typeof response.widget.data.subhead !== «undefined») ? response.widget.data.subhead.replace(/[«http://www.clarin.com/»]+/g, «http://www.clarin.com/») : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.imgSrc = (typeof response.imageUrl !== «undefined») ? response.imageUrl : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.frequency = (typeof response.widget.data.newslettersList.frecuency !== «undefined») ? response.widget.data.newslettersList.frecuency : «http://www.clarin.com/»;
}

newsletterStorage.setItem(queryGroup, nlObject.htmlContent());
$(‘#nl-box’).html(nlObject.htmlContent());

}
});
}
else {
$(‘#nl-box’).html(widgetSavedToGroup);
}
}
else
{
$(‘#nl-box’).html(nlObject.htmlContent());
}
})

La realidad, más compleja que la ficción, supera el relato en la pantalla grande. Vitette, «El Uruguayo», “El hombre de traje gris”, marcó cinco diferencias entre uno de los golpes más espectaculares del último tiempo y la película dirigida por Ariel Winograd.

Robo del siglo

Para escapar, la banda del Robo del Siglo usó una camioneta Volkswagen Combi con un hueco de 50×90 centímetros que realizaron por el piso del vehículo. La compraron en una concesionaria con un DNI falso y la adaptaron para cometer el golpe.

A 14 cuadras del banco la ubicaron justo por encima de la alcantarilla que los conectaba con con el túnel pluvial. Con un sistema de poleas cargaron el dinero y se fueron.

Mirá también

En la versión que llegó a la pantalla grande la camioneta aparece de la mano de «El Paisa». Dicen que la robó y no tiene papeles.

Vitette cuenta la verdad: “En los hechos reales la combi la compré yo, fue adaptada y preparada y esperó a varias cuadras del ilícito para cargar el dinero e irnos. En la película atracan la puerta del banco con escopetas y dicen que la camioneta es robada, cuando no lo fue”.

Robo del siglo

El viernes que ocurrió el asalto el Grupo Halcón entra al banco Río a las 18.40, la banda había escapado tres horas antes. No hubo persecución y no fue hasta el día siguiente que recorrieron el túnel utilizado para escapar buscando las posibles rutas.

El gomón fue secuestrado 14 días después. «En la película parece que el negociador mira una cloaca, mira una alcantarilla e intuye que se pueden haber escapado y se van pisándole los talones a los ladrones», destaca Vitette Sellanes.

Robo del siglo

El primero en caer fue Rubén Alberto De la Torre. Lo capturaron el 18 de febrero de 2006 mientras paseaba con su novia por la Avenida Hipólito Yrigoyen, en Avellaneda. No hubo persecución ni los capturaron el mismo día. Los integrantes de la banda cayeron poco a poco.

A Vitette lo capturaron el 1° de marzo. «En la vida real cuando a mí me dicen que tengo problemas, que fui delatado, me tomo un avión, me bajo en (el Aeroparque) Jorge Newbery y soy detenido tranquilamente. En la ficción hay un gran alboroto en el que involucran a mi hija y la veo sufrir y me dan ganas de putear. Es ficción, es una mentirita. Mi hija no estaba, no sabe nada de mi vida anterior, de mi vida de delincuente», detalla”.

Robo del siglo

La toma de rehenes se estiró toda la tarde de ese 13 de enero, a tal punto que desde adentro pidieron pizza. Sobre todo para ganar tiempo y mantener distraído al negociador. «Me aseguró que iban a salir, que ya había hablado con sus compañeros. También me dijo que tenían hambre y que querían unas pizzas. Hablé con mis superiores, conseguimos las pizzas y a partir de allí no tuvimos más comunicación», explicó Miguel Sileo en una entrevista con Clarín después de su retiro.

La película utiliza este recurso para bromear con el escape: “En la vida real Marito, el hombre de traje gris le pide pizzas al negociador del Grupo Halcón y desaparece de la comunicación. En la ficción parece que se monta un operativo fugazzeta que yo digo inexistente y que le comunico al negociador que traiga cinco fugazzetas y él en sus declaraciones dice que eso nunca sucedió, que él se hubiera dado cuenta. Es una broma”, aclara Vitette.

Robo del siglo

Vitette Sellanes dejó las drogas. Dice que no prueba ninguna desde 1990, muchísimo antes de que el robo al banco sea siquiera una idea.

Una escena de la película fastidió al uruguayo: se lo ve compartiendo un cigarrillo de marihuana junto a uno de sus cómplices (Araujo) algo que él rechazó: «Yo no participaría en la vida real de algo parecido a la droga. Soy un adicto, muy adicto, en recuperación y sin recaídas, ninguna recaída desde 1990. Ni me arrimo a la cárcel y con un porro en la mano, muchísimo menos. Eso nunca nunca nunca sucedería en la vida real», cierra, indignado.

Mirá también

 El robo del siglo

‘);
$(«#activateComments»).trigger(‘refreshPlugin’);
}

$(document).on(«wa.login», function(e, user){
refreshCommentPlugin();
});



Source link

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *