El riesgo país marco otro récord y alcanzó los 868 puntos



















Fuente: AP



La tasa de riesgo país retomó hoy la tendencia claramente alcista que viene mostrando en las últimas semanas al trepar otro 2,6%, un impulso que la llevó a marcar un nuevo máximo en la “era Macri” y la volvió a niveles que
no mostraba desde el año 2014, es decir, cuando comenzaba a quedar claro que el país se dirigía a perder en los tribunales de Estados Unidos su
disputa con los denominados fondos buitres.





























Todo sucedió en una jornada en la que los principales papeles de la deuda argentina en dólares volvieron a negociarse con bajas del 0,8% en promedio, un retroceso que hace que algunos de bonos, como el Bonar 2024 (que cotiza a US$89 por lámina de US$100 nominales) ofrezcan a los inversores un rendimiento inédito del 17% anual y, ni aún así, generen demanda.

El nuevo descenso de los bonos hizo marcar un nuevo máximo de 991 puntos al costo de los seguros contra un nuevo posible default a 5 años, “se trata de un nivel 401 puntos superior al que se negociaban estas garantías en febrero pasado”, explicó Sebastián Cisa, del Grupo SBS, para dar cuenta de la creciente ola de desconfianza que sufre la exposición al riesgo argentino.






















Producto de ella la tasa de riegos país cerró con un aumento de 24 puntos que la dejó 868 puntos básicos, lo que supone su mayor nivel en 5 años (sólo debajo de los 873 puntos de mediados de junio de 2014) y demuestra que los inversores están inquietos a pesar del acuerdo de crédito sin precedentes de US$57.000 millones logrado del Fondo Monetario Internacional (FMI).















La tasa de riesgo indica que, en teoría, los inversores le pedirían a la Argentina que pague un rendimiento 8,68 puntos porcentuales mayor al del 2,57% que exigen al Tesoro de los Estados Unidos por financiarla. Pero la realidad del mercado deja a la vista que el recelo es aún mayor, a mediano plazo, que lo que muestra ese indicador, dado que cada vez más se cree que el país estará obligado a encarar una reestructuración de su deuda.

La escalada del riesgo país sólo había mostrando un respiro ayer al bajar 0,9% luego de que el Gobierno cancelara deuda por US$3339 millones, básicamente al pagar US$ 2836 millones por la amortización y el último cupón de intereses del Bonar 19, un título emitido en 2016 precisamente para pagarle a los fondos buitres. A eso se agregó un pago por casi US$ 400 millones en concepto de intereses de los Bonar 21 y 26 y una amortización parcial del Bonar 46 por otros US$104,5 millones, lo que generó una baja de US$ 3861 millones en las reservas bajo administración del Banco Central.






















Source link

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *