El reparto de las facturas de la Ciudad, el próximo objetivo










Con la crisis de OCA, la empresa postal que preside el empresario Patricio Farcuh y que tiene fuertes vínculos con el líder del sindicato de camioneros, Hugo Moyano, el Correo Argentino logró en los últimos meses poner pie en algunos negocios que hasta ahora le eran ajenos, como el caso de los envíos de paquetes comercializados a través de la plataforma online Mercado Libre.





Pero para incrementar su facturación y equilibrar sus números, la empresa estatal también aspiraba a ingresar a algunos negocios del sector público que hasta ahora le estaban vedados: el mercado postal es de unos pocos jugadores y no tiene precisamente fama por su transparencia.

El año pasado, una vez más, el Correo quedó fuera de la licitación de la distribución de multas de la ciudad de Buenos Aires, negocio que quedó en manos de Ocasa, del empresario Héctor Colella. Pero a fines de año una puerta se abrió con la licitación del reparto de las boletas del ABL (alumbrado, barrido y limpieza) también de la Ciudad, un negocio estimado en $250 millones al año, que estuvo hasta ahora en manos de OCA.





Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *