El plan del BCRA para evitar que el desarme de Lebac impacte en el dólar















Vuelven a subir encajes y a ofrecer bonos para intentar que esos pesos no impulsen más al dólar Fuente: LA NACION – Crédito: Fernando Massobrio



En un intento por calmar el mercado y disipar las dudas que genera la inyección de liquidez que supone el programa de desarme de


Letras del Banco Central (Lebac)
en curso, esa entidad informó ayer los detalles de la segunda parte de esa operación a concretarse entre los días martes y miércoles próximos.















Y además recordó que, ya tiene pactadas con el


FMI
modificaciones al acuerdo original que le “permiten la disponibilidad de recursos adecuados en moneda extranjera para asegurar el buen funcionamiento del mercado de cambios a lo largo de esta operación”.

“En el caso de que sea necesario,


el BCRA
ofrecerá dólares de sus reservas mediante subastas”, aclaró para que no queden dudas de que buscará que la operación no genere más presión sobre el tipo de cambio.








El nuevo vencimiento alcanza los $408.000 millones (sobre un stock total que se redujo ya a la mitad y quedó en torno a los $600.000 millones), pero el BCRA ofrecerá nuevas Lebac por apenas $150.000 millones, cifra representativa de la mitad (unos $300.000 millones) de los títulos que caducan y están en poder de tenedores no bancarios.















Para ofrecer alternativas de reinversión a los que busquen mantener su exposición en pesos, y desalentar a su vez el pase a dólares, el Ministerio de Hacienda ofrecerá Letras del Tesoro (LETE) en moneda nacional y capitalizables como las que colocó esta semana a 3 y 6 meses pagando tasas del 54,7 y 50% nominal anual, respectivamente.


Repite la fórmula de agosto

Los restantes $108.000 millones que vencen en Lebac están en poder de bancos a los que, desde el mes anterior, les quedó prohibida la reinversión en estos títulos. Vale recordar que desde que comenzó este proceso, las entidades bancarias solo pueden participar en las licitaciones primarias para la emisión de estos títulos “por cuenta y orden de terceros no bancarios”.








Para evitar también que esa liquidez genere problemas el BCRA dispuso una nueva suba de 5 puntos a los encajes bancarios para los depósitos en pesos, la sexta consecutiva desde mediados de junio.








La medida obligará a los bancos a mantener inmovilizados 4,1 de cada 10 pesos captados de terceros desde el miércoles y quitará de circulación del sistema otros $100.000 millones.

Pero además, las entidades podrán comprarle al BCRA ese día Notas (Nobac) a 1 año de plazo o Letras de Liquidez (Leliq), títulos que podrán usar para integrar el aumento de encaje de manera que una parte de él (ya 15 puntos) no les genere costos extras, ya que se trata de instrumentos que generan renta.








El anuncio, que ratifica la voluntad oficial de terminar con esta deuda con impacto especulativo sobre la plaza cambiaria llegó al mediodía de ayer y confirmó el esquema que ya había debutado en agosto.

“Siguiendo los objetivos comunicados el 13 de agosto de 2018, el Banco Central anuncia una nueva etapa en la estrategia de reordenamiento de los instrumentos con los cuales implementa su política monetaria. El mismo se centra en la eliminación gradual del stock existente de Lebac”, informó en un comunicado.

La entidad ratificó además que tiene previsto terminar con este proceso antes de fin de año y que, llegado ese momento, los únicos tenedores de estos instrumentos serán los bancos, algo que ” permitirá mejorar la eficacia de la política monetaria para combatir la inflación, fomentar el desarrollo del sistema financiero y fortalecer nuestra economía”, según su evaluación.













Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *