El millonario árabe volvió a Perú para ayudar al niño que estudiaba en la calle






















El video muestra a un niño solitario que está sentado en el cordón de la vereda y estudia a la luz de un farol de alumbrado público porque en su casa no tiene electricidad.





























Las imágenes de Víctor Angulo Córdova estudiando en la calle solo durante la noche dieron la vuelta al mundo y llegaron al corazón de
un millonario árabe que decidió ayudarlo.
























El empresario textil del Reino de Baréin, Yaqoob Ahmed Mubarak, viajó hasta Moche, una localidad de Trujillo al noroeste de Perú, con el fin de regalarle un hogar a Víctor.















El niño de 12 años solo pidió mejorar las instalaciones de su colegio y las condiciones de estudio de sus compañeros.

Mubarak volvió a Perú para cumplir con su promesa. Llegó con 15 computadoras nuevas y una fotocopiadora para su colegio, y luego con un contrato firmado con una constructora local para mejorar todas las aulas de la escuela y la casa en donde Víctor vive con su mamá.















Además, le regaló al niño una billetera que contenía dos mil dólares y le prometió que cuando terminara la escuela lo llevaría a conocer Baréin en «primera clase», según relató el millonario árabe a la
televisión peruana.








Yaqoob Ahmed Mubarak es un empresario de 31 años que se dedicaba a la importación de prendas textiles desde Europa al Reino de Baréin.

Sin embargo, desde hace unos años se reconvirtió a la industria alimenticia, específicamente, al chocolate. Durante sus viajes por el mundo para conocer las mejores materias primas, pasó por México, donde conoció a su actual socio, Gilberto Rosas Landa.








Siguiendo la ruta del chocolate se encontró con el cacao peruano. Ahí fue que conoció la historia de Víctor. «Prefiero ayudar a los niños porque tienen todo el futuro por delante. Él me hizo creer que en verdad todos podemos estudiar sin importar donde estemos».






























Source link

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *