El jefe de la banda de “abrevalijas” tenía 16 kilos de cocaína en un departamento – 11/07/2018


La investigación contra la banda de “abrevalijas” que operaba en el aeropuerto de Ezeiza sumó un dato que compromete todavía más a los acusados: en uno de los operativos, los agentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) hallaron 16 kilos de cocaína de máxima pureza. 

Según informaron fuentes del caso a Clarín, la droga fue encontrada en un departamento que pertenece a un chofer de Aerolíneas Argentinas, señalado como líder de la organización, y era utilizado como depósito. Los 15 panes de cocaína tenían el sello de un delfín, marca utilizada para identificar su procedencia. En el exterior su valor superaría el millón de dólares.  

La droga secuestrada en los operativos tiene el sello de un delfín.

La droga secuestrada en los operativos tiene el sello de un delfín.

Los investigadores, encabezados por el juez federal Federico Villena, buscan determinar la conexión entre la droga y los detenidos. Una de las hipótesis haya sido un pago por haber entrado o sacado mercadería del aeropuerto. Otra hipótesis es que sea parte del contrabando realizado por la banda. Una tercera posibilidad apunta a que la cocaína haya sido robada de una valija que pasó por Ezeiza.

Este martes a la noche, la Justicia allanó todas las terminales del aeropuerto de Ezeiza y la Aduana con 22 perros entrenados para seguir rastros de droga, aunque los operativos tuvieron resultado negativo.

El chofer señalado como líder de la organización está acusado de transportar la mercadería robada en una camioneta de Aerolíneas, dentro de un doble fondo. También fueron detenidos siete trabajadores de Intercargo, empresa encargada de transportar el equipaje; un inspector de Aduana y otro empleado de Aerolíneas. 

La camioneta que utilizaba la banda para mover la mercadería robada.

La camioneta que utilizaba la banda para mover la mercadería robada.

La hipótesis principal de los investigadores es que la banda operaba en la plataforma donde se cargan y descargan las bodegas de los aviones. Allí contaban con un breve lapso de tiempo para abrir los equipajes y robar pertenencias de los pasajeros. La mercadería se revendía luego por Internet.

Los detenidos también están acusados de ingresar mercadería de contrabando a través de un mecánico de Aerolíneas que viajó 20 veces en un año a Estados Unidos. Los investigadores creen que para sortear los controles contaba con la ayuda de un empleado de Aduana, delegado del gremio Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA). En su casa hallaron más de 97 mil dólares. 

Los diez detenidos fueron indagados este miércoles. La mayoría se negó a declarar, mientras que otros hablaron ante el juez pero se negaron a responder preguntas. Ninguno aportó información relevante para la causa. A la imputación por “asociación ilícita” se sumó ahora la de infracción a la ley de drogas.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *