El enigma Damián Stefanini: 5 años sin novedades y 115 líneas telefónicas investigadas


Un misterio, muchas versiones

El empresario desapareció el 17 de octubre de 2014 en Vicente López. ¿Cuál es la principal hipótesis?


Juntos. Antonella Ognio y Damián Stefanini, en unas vacaciones.

Damián Stefanini (49) desapareció poco antes del mediodía del viernes 17 de octubre de 2014, en Vicente López. Estaba felizmente casado, disfrutaba de su beba de seis meses, y tenía varios proyectos en marcha, entre ellos la construcción de tres barcos. No había razones para que decidiera esfumarse por su cuenta.

Aunque durante estos cinco años distintas versiones lo ubicaron viviendo de incógnito en Paraguay y Brasil, lo cierto es que la principal hipótesis es que alguien lo secuestró y asesinó. Los potenciales homicidas y los posibles móviles fueron muchos a lo largo de la causa (de unas 6.000 páginas, sin contar anexos). Pero ninguno llegó a prosperar lo suficiente como para dar respuestas. Al menos de momento.

‘}

};

(function ( $ ) {
$.Newsletter = function () {
var options = {
url_suscribir: ‘/newsletter/suscribir’,
url_consultar: ‘/newsletter/consultar’,
mensaje_suscripto: ‘/newsletter/mensaje/sus’,
mensaje_yasuscripto: ‘/newsletter/mensaje/asus’
};
suscribo = function (options, mail, grupo) {
$.ajax({
url: options.url_suscribir,
dataType: ‘json’,
method: «POST»,
cache: false,
data: {
«mail»: mail,
«idGrupo»: grupo
},
success: function (response) {
newsletterStorage.removeItem(grupo);
var path = options.mensaje_suscripto + ‘?title=’+$(‘.newsletter-embeb’).attr(«titulo»);
var nl_pass_data = {};
nl_pass_data.hitType = «event»;
nl_pass_data.eventCategory = «news_caja_nota»;
nl_pass_data.eventAction = «load_modal_suscripcion»;
nl_pass_data.eventLabel = «confirmacion_quepasóhoy»;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) {
var user = WAuth.getUserSync();
$.ajax({
url: options.url_consultar,
dataType: ‘json’,
cache: false,
data: {
«email»: user.email
},
success: function (response) {
var grupoWidget = $(‘.newsletter-embeb’).attr(‘grupo’);
if (response.subscriptions[grupoWidget]) {
var path = options.mensaje_yasuscripto + ‘?title=’+$(‘.newsletter-embeb’).attr(«titulo»);
openModal(path);
} else {
suscribo(options,user.email,grupoWidget);
}
}
});

}
authenticate = function () {
if (getIdPase() == ») {
WAuth.authenticateUser();
$.cookie(«suscribir»,$(‘.newsletter-embeb’).attr(‘grupo’));
} else {
$.cookie(«suscribir»,0);
}
}
getIdPase = function () {
var idPase = $.cookie(‘idPase’);
if (idPase == null || idPase == «») {
return »;
}
return idPase;
}
execute = function (options) {
authenticate();
consulto(options);
}
openModal = function (path) {
$.magnificPopup.open({
closeOnBgClick: false,
closeBtnInside: false,
overflowY: ‘scroll’,
alignTop: true,
modal:true,
items: {
src: path,
type: ‘ajax’
},
callbacks: {
close: function () {
window.location.hash = »;
},
open: function () {
$(‘.mfp-bg’).addClass(‘modal-newsletter’);
}
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(document).on(‘click’,’.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’, function () {
$.Newsletter();
var nl_pass_data = {};
nl_pass_data.hitType = «event»;
nl_pass_data.eventCategory = «news_caja_nota»;
nl_pass_data.eventAction = «clickarea»;
nl_pass_data.eventLabel = «caja_quepasóhoy»;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(«wa.login», function(e, user){
if($.cookie(«suscribir»)>0) {
$.Newsletter();
}
});
$(document).ready(function () {
var user = WAuth.getUserSync();
if(user){
var widgetSavedToGroup = newsletterStorage.getItem(nlObject.id);
var almacenarWidget = false;
if(typeof widgetSavedToGroup === ‘undefined’ || widgetSavedToGroup === null){
almacenarWidget =true;
}
if(almacenarWidget){
$.ajax({
url: ‘/newsletter/checksubscription’,
dataType: ‘json’,
cache: false,
data: {
«email»: user.email,
«grupoID»: nlObject.id
},
success: function (response) {
queryGroup = nlObject.id;
if(response.isSubscribeToGroup && response.widget != »)
{
nlObject.id = (typeof response.widget.data.newslettersList.id !== «undefined») ? response.widget.data.newslettersList.id : »;
nlObject.newsletterName = (typeof response.widget.data.title !== «undefined») ? response.widget.data.title : »;
nlObject.title = (typeof response.widget.data.title !== «undefined») ? response.widget.data.title : »;
nlObject.subtitle = (typeof response.widget.data.subtitle !== «undefined») ? response.widget.data.subtitle : »;
nlObject.bajada = (typeof response.widget.data.subhead !== «undefined») ? response.widget.data.subhead : »;
nlObject.quotedBajada = (typeof response.widget.data.subhead !== «undefined») ? response.widget.data.subhead.replace(/[‘»]+/g, ») : »;
nlObject.imgSrc = (typeof response.imageUrl !== «undefined») ? response.imageUrl : »;
nlObject.frequency = (typeof response.widget.data.newslettersList.frecuency !== «undefined») ? response.widget.data.newslettersList.frecuency : »;
}

newsletterStorage.setItem(queryGroup, nlObject.htmlContent());
$(‘#nl-box’).html(nlObject.htmlContent());

}
});
}
else {
$(‘#nl-box’).html(widgetSavedToGroup);
}
}
else
{
$(‘#nl-box’).html(nlObject.htmlContent());
}
})

En el expediente no pudo cuajar la teoría de que los autores fueron los integrantes de una banda de sicarios de la zona de Escobar; tampoco el dato de que su cuerpo había sido descartado en una isla del Delta de Tigre. Todo fue chequeado, pero sin resultados.

Trabado en el juzgado federal de Claudio Bonadio, en Comodoro Py, quedó la información sobre la transferencia de 150.000 dólares que el 23 de octubre de 2012 Stefanini hizo a la cuenta que el fiscal Alberto Nisman​ tenía en Nueva York. Bonadio nunca compartió lo que sabía al respecto.

Mirá también

Incluso todavía se está tratando de anclar en información cierta el sospechoso vínculo de Stefanini con dos personajes oscuros: el financista Hugo Díaz (45), desaparecido de una manera muy similar meses después y a quien Stefanini le entregó un cheque para cambiar, y su socio Diego Xavier Guastini (45), asesinado por sicarios en Quilmes hace apenas 10 dias.

A fuerza de llegar a callejones sin salida el fiscal federal de San Isidro Fernando Domínguez -a cargo del caso- decidió encarar un trabajo hormiga que ya le dio excelentes resultados en otra causa compleja: la del crimen de Unicenter, ocurrido la tardecita del 24 de julio de 2008.

En esa causa, abierta para investigar el doble homicidio de narcoparalimitares colombianos, fue central el análisis de los llamados realizados por los sicarios el día del ataque, concretado en el estacionamiento del shopping de Martinez. El análisis de las antenas terminó demostrando cómo los asesinos (dos barrabravas de Boca luego condenados) habían seguido a sus víctimas durante horas antes de ejecutarlas.

Mirá también

Fernández y su equipo esperan que el trabajo sobre el teléfono de Stefanini permita también llegar a un sospechoso con nombre y apellido. Y ya avanzaron mucho: lograron reducir de 6.000 a 115 las líneas a analizar usando un razonamiento lógico de descarte bastante novedoso.

Aquel 17 de octubre

En la causa se determinó que Stefanini era un hombre rutinario, que siempre hacía los mismos recorridos. Bajo la hipótesis de que alguien pudo haber estado siguiéndolo en la fiscalía se mapearon primero todas las llamadas que el empresario había hecho entre el 10 y el 17 de octubre de 2014.

Este trabajo determinó que tuvo 434 comunicaciones de entrada y salida en esos siete dias y que todas fueron captadas por determinadas antenas (ver mapa). Lo siguiente fue averiguar, en el ese mismo período y zona, cuántas comunicaciones totales se habían hecho. Y el número fue impresionante: 3 millones.

Caso Damián Stefanini: el análisis de todas las antenas de celulares que se activaron en la zona previamente a su desaparición.

Caso Damián Stefanini: el análisis de todas las antenas de celulares que se activaron en la zona previamente a su desaparición.

A partir de ese número inmenso para reducir las llamadas y líneas potencialmente sospechosas se usaron dos filtros. Por un lado se separaron todas las que habían sido realizadas más/menos dos minutos de las que había hecho el financista. Por otro, tomando las antenas (que trabajan como un polígono de 8 lados) se buscó el epicentro de contacto y se acotó la lista a las comunicaciones realizadas en un radio de 500 metros de las concretadas por Stefanini.

Estos dos criterios de análisis redujeron a 6 mil los abonados a analizar y entonces comenzó el trabajo más fino. Se compararon las que coincidían en más de un punto geográfico en más de un día de la semana analizada. Así se llegó a una lista de primero 388 abonados y luego 115 teléfonos que se comunicaron cerca de Stefanini, casi al mismo tiempo que él, en más de una oportunidad en dos días o más del período analizado.

Caso Damián Stefanini. En análisis de una de las llamadas del empresario, realizada el 10 de octubre de 2014, y todas las comunicaciones que captó la misma antena.

Caso Damián Stefanini. En análisis de una de las llamadas del empresario, realizada el 10 de octubre de 2014, y todas las comunicaciones que captó la misma antena.

Pese al enorme trabajo realizado -con apoyo de la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP) de la Procuración General de la Nación- la tarea mas compleja recién está empezando.

Actualmente esos 115 abonados están siendo identificados y sus titulares cruzados con bases de datos comerciales, de migraciones, de causas penales. Puede que esto no conduzca a nada. Pero puede ser también que una pequeña pista se convierta en la llave de un caso extraño que parece formar parte de un matrix en el que morir, desaparecer o hacerse millonario son parte del juego.

01

17/10/2014 - 8.30 AM

17/10/2014 – 8.30 AM

Una cámara del barrio privado Bahía del Sol (San Fernando) registra la salida del Audi S4 de Danial Stefanini. El empresario vivía allí con su esposa, Antonella Ognio, y su beba de 10 meses.

02

17/10/2014 - 8.45 AM

17/10/2014 – 8.45 AM

Llega a un astillero sobre la calle Pampa al 1000 en la localidad de Rincón de Milberg (Tigre). Allí Stefanini estaba construyendo tres barcos con dos socios. Iba de jeans, camisa gris y zapatos puntiagudos.

04

17/10/2014 - 10.35 AM

17/10/2014 – 10.35 AM

Una cámara lo toma estacionando su auto en Mitre y Melo (Florida Oeste) en una estación de servicio Shell. Esperaba a Gustavo Ortabe -socio con el que compartía un negocio de ploteo de sillas y sombrillas-. El encuentro nunca se dio.

05

17/10/2014 - 11.18 AM

17/10/2014 – 11.18 AM

Una cámara del municipio muestra el vehículo de Stefanini saliendo de la Shell. En el tiempo que permanece en el lugar no se percibe que alguien baje o suba al auto.

07

19/102014 - 10 AM

19/102014 – 10 AM

La cámara de un móvil del Grupo de Apoyo Policial toma al Audi S4 de Stefanini estacionado sobre la calle Roca al 2400. Las imágenes recién son rescatadas luego de la denuncia de desaparición, tras 48 horas, cuando el auto es encontrado abandonado en ese lugar.



Source link

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *