El desempleo aumentó a 9,1% y se sumaron más de 350.000 nuevos desocupados en 2018



















Fuente: LA NACION – Crédito: anibal greco



Con la corrida cambiaria y la recesión económica como telón de fondo, el desempleo subió casi dos puntos y cerró en 2018 en 9,1%. Así, la tasa de desocupación no llegó a traspasar la barrera psicológica de los dos dígitos como algunos analistas estimaban, pero sumó más 350.000 desocupados nuevos en un año.





























El Gobierno reconoció a través de varios ministros en los últimos días que el empleo había caído fuertemente en noviembre y en diciembre, pero tanto el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, como su par de Hacienda, Nicolás Dujovne, afirmaron que
en enero la economía, según ellos en recuperación, ya habría comenzado a generar nuevos puestos de trabajo. Todavía no existen ni en el Indec ni en los registros de Anses datos que los avalen.

Por caso, la última Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) afirmó que el empleo en enero mostró una fuerte caída de 2,3%. Sin embargo, habría subido 0,2% frente a diciembre en el total de los aglomerados relevados. Las subas son más altas en el interior del país que en el Gran Buenos Aires, según los datos que publicó entonces la dirección estadística de Trabajo.















Sin embargo, las expectativas empresarias netas para los siguientes tres meses arrojaron un valor negativo de 2,3%, según el mismo EIL. Ese informe indicó que el 5,6% de las empresas estima aumentar su dotación de personal en los próximos tres meses, mientras que el 7,8% espera disminuirla. El 86% de las empresas no anticipa cambios en su dotación de personal.















A fines de febrero pasado, con datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) que no contemplan el trabajo informal, la cartera que conduce Sica informó que
el año pasado hubo 191.300 trabajadores registrados menos (entre privados y públicos) menos que durante 2017. De ese total, unos 130.800 fueron asalariados privados registrados, el segmento que el Gobierno buscó impulsar desde que comenzó su mandato el presidente Mauricio Macri.

Según esos mismos datos del SIPA, la cantidad de trabajadores registrados privados, unos 6.166.100 a fines del año pasado, apenas superan la cantidad de empleados en el sector privado que había muy lejos en el tiempo, en 2014. Más precisamente, la crisis económica de 2018 borró tres años de creación de empleo privado.





















Source link

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *