Delia Ferreira Rubio sobre la causa de los cuadernos: “Los sobornos son claros y es lo que están confesando” – 05/10/2018


Argentina de nacimiento, Delia Ferreira Rubio es la presidente de Transparencia Internacional. Este viernes, moderó el primer panel del llamado B20, uno de los grupos de afinidad del Grupo de los 20, y el que reúne a los empresarios de este grupo de países emergentes y potencias. Ferreira Rubio fue consultada por Clarín sobre la corrupción en Argentina. Señaló que si bien el país había mejorado mucho, sus índices de transparencia están por debajo de la media. En sentido también señaló que quienes dicen que la embestida judicial a ex funcionarios K y empresarios argentinos que participaron de un sistema de coimas afectaba fuertemente la economía mantienen “un argumento absolutamente nefasto y funcional a quienes quieren mantener un sistema de clientelismo” 

Hoy en el panel del que participó se habló de la necesidad de un sistema por encima de la coyuntura. ¿Como lo ve usted?

El trabajo de este grupo que es le de negocios es coincidente con lo que hemos hecho en el espacio de la sociedad civil para el G20 y ambos grupos hemos presentado sugerencias al gobierno para poner coto a la corrupción. En un área muy particular que es el de las empresas del Estado, que son actores muy importantes en el mundo, tenemos el caso de Petrobras en Brasil con un caso de corrupción que ha afectado a toda la región, y como esa muchas otras empresas del Estado que no han puesto la debida atención para garantizar la transparencia e integridad en su funcionamiento. Es un reclamo de los dos sectores y el otro reclamo conjunto es el de generar y aplicar estrategias anti-corrupción, no medidas esporádicas para responder al último escándalo sino planes integrales que abarquen todas las facetas en la lucha por la integridad y la transparencia.

¿Puede explicarlo más ?

Ésta es una pelea multisectorial, hay espacio para que todos los actores participen luchando por una ambiente de negocios y por un gobierno más transparente en todos los países. En ese sentido por ejemplo es muy importante que trabajemos al unísono en la implementación. Yo decía al final que lo que necesitábamos era AIRE: acción, implementación, reporte y evaluación, porque si no, nos quedamos en esa listas enormes de compromisos que nos se cumplen.

¿Cómo ve hoy Transparencia Internacional lo que está ocurriendo en la Argentina? Le hablo de los llamados cuadernos de las coimas, de las causas por corrupción contra funcionarios kirchneristas pero también de empresarios salpicados 

En líneas generales, y esto te lo contesto como argentina, no como presidenta de Transparencia, nosotros vemos como positivo que se avance para poner coto en la impunidad. Confío en que no tendremos juicios de 23 años de duración, con prescripciones (se refiere sin nombrarlo a lo ocurrido el miércoles con el ex presidente Carlos Menem). Confío en que haya sanción y haya consecuencias para los que han participado en la corrupción. En segundo lugar, ha sido muy importante, a partir del escándalo de Odebrecht en Brasil lo que  hemos visto. Ahora que tenemos algunas herramientas procesales que antes no teníamos, a los empresarios haciéndose cargo de los hechos en que han participado.  La corrupción es como el tango, se necesitan dos para bailar. Y durante mucho tiempo se puso el acento en los funcionarios públicos, ahora se mira también a los que pagan la coima.

Ahora, la última pregunta es la siguiente. Hay quienes afirman que en esta etapa las investigaciones están dañando la economía.

Ese argumento es absolutamente nefasto y funcional a los que quieren mantener un sistema de clientelismo, de capitalismo de amigos, de un Estado que no utiliza los recursos públicos donde los debe utilizar sino que los manda haciendo malos negocios, dándole el negocio a sus amigos, pagando sobreprecios impresionantes, o directamente llevándose el dinero del Estado al bolsillo de algunos funcionarios. Y en este caso de los cuadernos hemos visto lo que se llama como arrepentidos, que yo creo personalmente que no se han arrepentido de nada, simplemente están reaccionando de una manera pragmática para tratar de bajar las penas que les iban a ser aplicadas. Y lo primero que dijeron fue “esto fue para la campaña, nos obligaron para esto”. Eso no es nada más que una forma par modificar la pena a la que estarían sujetos. La corrupción es clara, los sobornos son claros y es lo que han terminado confesando. Y es importante que esto derive en sanciones, no en juicios que duren 23 años.

¿En qué lugar está hoy Argentina en transparencia?

En el ranking de transparencia que nosotros medimos, la percepción sobre el sector público, con 100 puntos los más transparentes y 0 los muy corruptos, Argentina sigue estando con 39, es decir, aplazada:  no llegamos al 4, y eso es una realidad desde hace muchos años. Subimos unos puntos en esta última medición del 2017, pero igual estamos muy por debajo de la línea media. En Latinoamérica sólo hay 3 países que está por encima de los 50 puntos, que son Uruguay, que tiene 70 puntos, Chile que tiene 67 puntos y Costa Rica que tiene 59 puntos. Todos los demás estamos por debajo de la línea media. Eso significa que estamos en países con alto grado de corrupción y el desafío para seguir trabajando por la transparencia y la integridad sigue siendo una prioridad en esos países.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *