Cristóbal López explicará por teleconferencia quiénes eran los dueños de Oil Combustibles – 08/10/2018


Los detenidos empresarios Cristóbal López y Fabián de Sousa serán escuchados finalmente el 1° de noviembre vía teleconferencia por el juez en lo Comercial Javier Cosentino para que den “las explicaciones que les serán requeridas en pos de determinar la composición del activo de la quebrada” petrolera Oil Combustibles, adquirida recientemente por YPF a través de una subasta pública.

La audiencia debió haberse realizado tres semanas atrás pero se suspendió por la recusación que el día previo planteó respecto del juez y en nombre de De Sousa el ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández. El pedido de apartamiento de Cosentino fue rechazado, al igual que había sucedido un par de meses atrás, con otra recusación que había planteado el ex funcionario kirchnerista pero que fue desestimada por la Cámara de Apelaciones en lo Comercial.

López debió presentarse la semana pasada en los tribunales federales de la Avenida Comodoro Py para prestar declaración indagatoria en una causa abierta por una denuncia de la ex diputada Margarita Stolbizer en la llamada “causa Agosto”, unas operaciones inmobiliarias realizadas en la ciudad de Comodoro Rivadavia que podrían constituir un lavado de dinero.

La conclusión de las fuentes consultadas por Clarín es que existiría una suerte de distanciamiento de López con De Sousa, ya que el primero deslindó en el segundo todas las responsabilidades sobre las maniobras investigadas.

Tras hacer por primera vez ante la Justicia un detallado resumen de su vida laboral y empresarial -primero con sus padres en la venta y reparto de pollos, a los 15 años, y ante el fallecimiento de ellos en un accidente automovilístico, como transportista con una flota de camiones y diversos negocios hasta la ahora quebrada Oil Combustibles- López le aseguró al juez que “nunca manejó el grupo Indalo”, según consta en el acta de su declaración, a la que Clarín tuvo acceso de fuentes judiciales.

Indalo es el conglomerado de empresas beneficiadas por el dinero que Oil Combustibles les derivaba, entre ellas varios medios de comunicación, de lo que retenía por ley a todos los usuarios de las estaciones de servicio que en 2010 le compró a la petrolera estatal brasileña Petrobras. La maniobra, se presume, fue para respaldar con “medios amigos” al gobierno de la ex presidenta Cristina Fernández.

El problema es que el Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC) no era derivado por Oil -agente de retención- al fisco y, a través de excepcionales planes de pago obtenidos durante la gestión de Ricardo Echegaray, la firma llegó a acumular una deuda con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) hoy estimada en unos 20 mil millones de pesos. Por eso están presos López y De Sousa y con tribunal ya establecido para juzgarlos en fecha aún por determinar.

De Sousa declarará esta semana en la causa Agosto, también en indagatoria, pero vía teleconferencia desde la cárcel, ya que así se lo autorizaron los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi pese al rechazo inicial del juez federal Julián Ercolini a esa metodología.

Además de esta causa y la promovida por la AFIP y la que tiene López por el caso conocido como “Los Sauces”, el alquiler de propiedades de la familia Kirchner, ambos empresarios fueron procesados el mes pasado en los tribunales de la Avenida Comodoro Py por el juez federal Sebastián Ramos por la presunta comisión del delito de lavado de dinero con otra operación inmobiliaria alrededor de un terreno en Comodoro Rivadavia junto con el otro “empresario” emblema del kirchnerismo, el también detenido Lázaro Báez.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *