Créditos UVA. El impacto de la devaluación se empezaría a ver en las cuotas de octubre


















Fuentes del Gobierno dijeron que se mantiene por ahora el subsidio para aquellos a los que la cuota les subió más de 10 puntos de lo que hubiera resultado si se ajustaba por Índice de Salarios

Con
la suba del dólar de más de $10 después de las primarias, analistas coincidieron en que parte del aumento del tipo de cambio se trasladará a precios y al valor de la
unidad de valor adquisitivo (UVA). Los tomadores de créditos hipotecarios indexados por esa variable recibirían el impacto en las cuotas de octubre.

































«La suba del dólar no se traslada uno a uno a la
inflación ni tampoco enseguida. Con el dato de inflación de julio, que se conocerá esta semana, vamos a conocer la
UVA hasta mitad de septiembre y recién el dato de inflación de agosto, que se dará en septiembre, va a incluir lo que está pasando hoy. Eso va a impactar en las cuotas de octubre y noviembre», explicaron fuentes de Gobierno.

Por otro lado, dijeron que sigue vigente el subsidio para aquellos a los que la cuota se les encareció 10 puntos más de lo que hubiera resultado si se ajustaba por el índice de salarios, o
coeficiente de variación salarial (CVS). «Eso sigue igual. Se está cerrando, pero depende de los tiempos operativos de los bancos y sus sistemas de información», agregaron.

























En tanto, el analista financiero Christian Buteler dijo que el impacto de la
devaluación ya se podría ver en algunas cuotas de septiembre. «Esto va a pegar en la inflación, y al pegar en la inflación impacta en los créditos UVA, y como estos ajustan por la inflación pasada, te va a terminar pegando en septiembre muy probablemente», pronosticó.

















«Vos vas a tener un repunte inflacionario en agosto seguramente y también en septiembre. La inflación de agosto la pagás en la UVA del 15 de septiembre al 15 de octubre, y la inflación de septiembre la vas a pagar en la cotización de la UVA del 15 de octubre al 15 de noviembre», agregó. Cabe destacar que a los tomadores no les cierra la cuota el mismo día, sino que la fecha depende de cuándo hayan tomado el crédito.

Más allá de esto, consideró que el subsidio del Gobierno «es una medida puramente electoral que vence en diciembre» y que resta ver qué pasará con los salarios, es decir, si tienen un ajuste o no y cuál es la diferencia con la cuota.

















«Está todo muy abierto. No sabemos cuál va a ser la inflación. Se prevé que va a ser alta, pero hay que ver cuánto se traslada inmediatamente o a lo largo de los meses. Hay mucha incertidumbre. Hay que prever la inflación, el impacto en la UVA y tenés que tener en cuenta la relación con los sueldos», opinó.









Por su parte, Mariano Otálora, autor del libro Créditos UVA, la guía definitiva, remarcó que, si bien estos préstamos son sensibles a los saltos del dólar por el traslado a precios, el capital en pesos medido en dólares se va licuando porque el salto del dólar no se ve reflejado inmediatamente en la UVA. «No es que el dólar salta un 20% y la UVA salta 20%, por eso es que tu capital se va licuando, pero la contracara es que tu cuota en pesos, con un salario que no acompaña, va aumentando».

Y sumó un punto más, que es que siempre que hay un salto devaluatorio afecta a la totalidad del sueldo. «Es como que todo el salario se rompe: te suben las expensas, los servicios, los alimentos. Más allá de que la cuota parece estar más o menos estable, el resto se te empieza a descompaginar. Si el salario siguiera la inflación o se actualizara como la cuota, no tendrías problemas para pagar, pero como esto no está pasando tu salario necesita mayor porcentaje de la totalidad para pagar la cuota».









«Tenés algunos meses complicados hasta que la situación se vuelva a normalizar. Lamentablemente, este salto devaluatorio, que no sabemos adónde termina, impactó en la cuota y el salario», concluyó.

Por último, el titular de Reporte Inmobiliario, José Rozados, dijo que aún es prematuro para sacar conclusiones porque hay que ver cuánto del aumento del dólar se traslada a la inflación y cómo sigue esta.









«Lo que el deudor UVA tiene que mirar más que nada es su estabilidad laboral y la evolución de su salario o ingreso frente a la inflación. Por ahora, el saldo de deuda con relación al valor de la vivienda sigue siendo positivo para quien tomó el crédito», concluyó, en referencia al precio en dólares de las propiedades.







ADEMÁS










Source link

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *