Corrientes: productores preocupados por hacienda bajo el agua


No es casualidad que Corrientes, Chaco y Santa Fe sean las provincias más afectada por la lluvia. Por ejemplo: en la zona del Río Miriñay, entre las localidades de Curuzu Cuatia y Paso de los Libres de esa provincia,  la hacienda se ahoga. En una nota exclusiva, realizada por el equipo de Radio La Voz Del Campo y Ecología Noticia de la provincia de Corrientes, el ambientalista Luis Martínez explicó que “el aumento de las precipitaciones y la deforestación son lo que provocan la pérdida de cobertura boscosa que no permitió la natural absorción del agua. Son algunas de las principales causas de las inundaciones en las provincias de Argentina que cada vez que llueve son afectados y acorralados por el exceso de lluvias”.

Como referente nacional e internacional de varias organizaciones de protección ambiental, y además como primer embajador de la cadena internacional ABC en Argentina para inspirar al mundo a cuidar el ambiente, argumentó que la Argentina se ubica entre los diez países que más desmontaron durante los últimos 25 años: se perdieron 7,6 millones de hectáreas, a razón de 300.000 hectáreas al año.

Según datos oficiales, desde la sanción de la Ley de Bosques hasta fines de 2014 se deforestaron 2.107.208 hectáreas, de las cuales 626.244 hectáreas eran bosques protegidos. “La deforestación implica una gran pérdida de biodiversidad, genera cambio climático y nos vuelve más vulnerables a sus consecuencias. Una hectárea con bosques absorbe diez veces más precipitaciones que una hectárea con soja. Más desmontes es sinónimo de más inundaciones”, explicó Martínez.

En situaciones de fuertes lluvias y crecientes siempre los más afectados son los productores, y las personas de muy bajo recursos que se ves acorralados por el exceso hídrico. Los productores más pequeños son los más afectados, en muchos casos porque no tuvieron posibilidades de salir y las vacas tantos días de comer mal y dormir mojada están muy débiles.

Ahora, en Corrientes, se registraron en total 3 mil evacuados según se registraron 250 mil mm de agua que cayó en los últimos días. Debemos pensar y tomar acciones de adaptación para ver cómo vamos a vivir con los efectos del cambio y, para ello, lo primero es proteger los bosques que existen. El desarrollo del ser humano cada vez más genera caos y se necesita una combinación y sinergia de estas medidas de mitigación y adaptación adaptadas a las condiciones nacionales, regionales y locales para paliar los efectos e impactos del cambio climático finalizó la nota en varios medios locales.

Fuente: La Voz del CAMPO



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *