Condenan a Barreda a pagar más de 26 mil pesos por impuestos atrasados de la casa donde mató a su familia – 09/10/2018


A un paso de afrontar una vida de indigente y apenas cobijado en una pensión precaria, el odontólogo Ricardo Barreda (82) suma problemas con la Justicia. Un fallo reciente del fuero Contencioso Administrativo de La Plata lo condenó a pagar 26.205 pesos por una deuda del Impuesto Inmobiliario de la casa del centro platense donde ejecutó a su familia el 15 de noviembre de 1992.

La casa del odontólogo Ricardo Barreda (www.aglaplata.com.ar)ilia

La casa del odontólogo Ricardo Barreda (www.aglaplata.com.ar)ilia

Fuentes de ARBA, el organismo recaudador de la provincia, dijeron a Clarín que el juicio es por facturas adeudadas entre 2012 y 2017. Además, explicaron que el inmueble (identificado con el número 055 3371 2 y que aún figura a nombre de Barreda y de su cónyuge, Gladys Mac Donald) tiene pendientes otros tres procesos por mora que suman 179.759 pesos en instancia judicial y otros 14.588 en etapa prejudicial.

Quiere decir que Barreda debe, sólo en gravámenes provinciales, 220.550 pesos. Pero ese no es el único reclamo administrativo que recae sobre el cuádruple femicida. El Municipio de La Plata inició hace cinco meses un juicio civil para exigir el pago de 55.273 pesos por tasas municipales y 27.500 pesos de intereses. Es decir, otros 82.770 pesos que debería afrontar por falta de pago.

La casa del odontólogo Ricardo Barreda (www.aglaplata.com.ar)

La casa del odontólogo Ricardo Barreda (www.aglaplata.com.ar)

Será difícil que pueda cumplir con estos requerimientos económicos. El anciano sobrevive en una pensión austera de San Martín, en el norte del Conurbano. Antes, había estado casi un año y medio en un hospital de General Pacheco, adonde ingresó con una patología urológica.

La casona de 48 entre 11 y 12 está abandonada desde aquel domingo trágico en el que el odontólogo mató a escopetazos a su esposa Gladys Mac Donald (57); a sus hijas, Cecilia (24) y Adriana (26); y a su suegra, Elena Arreche (86). María Ventura Martínez, a cargo del Juzgado 4 de La Plata, hizo lugar a un reclamo de la Fiscalía de Estado y ordenó pagar la deuda por más de 26 mil pesos; los intereses correspondientes y las costas del juicio, según reveló hoy el portal www.0221.com.ar.

En la agencia de recaudación bonaerense aclararon que el de Barreda es uno de los 100 mil juicios ejecutivos que por año se hacen contra los morosos. Desde 2016 hubo una aceleración de los trámites judiciales a partir de la descentralización de las oficinas encargadas de “las acciones de cobranzas coactivas” que ahora se ejecutan a través de las subgerencias regionales.

La casa del odontólogo Ricardo Barreda

La casa del odontólogo Ricardo Barreda

La construcción de estilo imperial, donde el profesional tenía su consultorio particular quedó enredada también en otros litigios. En 2015, el juzgado Civil y Comercial 17 lo declaró “indigno” en la sucesión de los bienes familiares, entre ellos de esa propiedad. Aunque nunca se presentó a reclamarla en el juicio sucesorio.

Antes, en noviembre de 2012, cuando se cumplieron 20 años de los asesinatos, la Legislatura votó una ley para expropiar la casa que sería destinada a ser sede de una ONG que defiende los derechos de la mujer.

Sin embargo, el entonces gobernador, Daniel Scioli, nunca avanzó con la quita de la propiedad y el pago de la indemnización correspondiente, que hubiera sido abonada a los herederos legítimos. Este trámite también quedó suspendido porque Barreda -por entonces con arresto domiciliario en la casa de su pareja, Beta “Pochi” André, en Palermo- inició un proceso de “expropiación inversa”. O sea, hizo un reclamo por el precio que pretendía pagar el Estado (el valor fiscal) que era inferior al de mercado. El inmueble, con el terreno en pleno centro de la capital bonaerense y a metros de la plaza Moreno, está tasado por operadores del sector en más de un millón de dólares.

La casa del odontólogo Ricardo Barreda (www.aglaplata.com.ar)

La casa del odontólogo Ricardo Barreda (www.aglaplata.com.ar)

“Resulta una incongruencia que ARBA reclame por impuestos sobre un bien que el propio Estado, a través de una ley, indispuso. Es decir, del que no podía disponer el propietario. Y que, como agravante, no culmina con el proceso de expropiación”, dijo a Clarín el abogado Eduardo Gutiérrez, quien asistió a Barreda en todos los procesos penales. “Por otra parte, el dueño de esos bienes nunca fue notificado en forma fehaciente de las intimaciones porque aún hoy no tiene domicilio legal constituido”, aclaró

La casa donde se registró una de las masacres más violentas de la historia policial está como congelada en el tiempo. Hace unos meses, una productora de TV logró autorización judicial para ingresar y tomar imágenes. Todo está como quedó esa mañana cálida de noviembre cuando Barreda ejecutó su plan asesino. El Ford Falcon verde estacionado en el garage; las paredes descascaradas; el sillón para atender pacientes, derrumbado; los muebles infectados de alimañas y las plantas que invaden todos los ambientes.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *