Con un escrito, “Chicho” Serna negó ser parte de una maniobra de lavado de dinero narco


El ex jugador de Boca Mauricio “Chicho” Serna vive con un pie en Argentina y otro en su país natal, Colombia. Allá están su esposa y su hija; mientras él acompaña aquí a su hijo de 17 años, que se está probando en el club Huracán.

En el medio de esa ida y vuelta, Serna estuvo este miércoles en Morón, pero no por un encuentro vinculado al mundo del fútbol: se tuvo que presentar a indagatoria ante el juez federal Néstor Barral, quien lo investiga por lavado de dinero del narcotráfico.

María Isabel Santos Caballero y Sebastián Marroquín, viuda e hijo de Pablo Escobar, están imputados en la misma causa. (ALFREDO MARTINEZ)

María Isabel Santos Caballero y Sebastián Marroquín, viuda e hijo de Pablo Escobar, están imputados en la misma causa. (ALFREDO MARTINEZ)

Tal como habían hecho el lunes María Isabel Santos Caballero y Sebastián Marroquín (viuda e hijo del capo narco colombiano Pablo Escobar Gaviria), imputados en el mismo expediente, “Chicho” presentó un descargo por escrito.

Según pudo saber Clarín, sus abogados estructuraron su defensa en tres ejes: cómo consiguió su dinero; cómo se hicieron las operaciones inmobiliarias objetadas y finalmente un descargo sobre posible operaciones de lavado a manos del colombiano José Piedrahita Ceballos.

Este último, quien se presenta en sociedad como un gran empresario ganadero, está detenido en Colombia desde fines del año pasado esperando su extradición a Estados Unidos.

En la Argentina, el juez Barral y los fiscales Sebastián Basso y Diego Iglesias lo investigan por invertir dinero proveniente del tráfico de cocaína a través de un mega proyecto inmobiliario en Pilar encabezado por el abogado argentino Mateo Corvo Dolcet y diferentes emprendimientos gastronómicos.

Serna -quien ya hace una década fue relacionado con las víctimas del doble Crimen de Unicenter y los narcoparamilitares de su país- respondió por escrito a la acusación de una supuesta “venta simulada” de una propiedad suya en el country San Diego a Piedrahita Ceballos.

Esta propiedad fue adquirida por Piedrahita en 550 mil dólares y vendida 15 días más tarde por el doble de precio a Corvo Dolcet.

Tanto para la PROCUNAR como para la Unidad de Información Financiera (UIF) y la PROCELAC (Procuraduría de Criminalidad Económica), se trató de una clara maniobra de lavado en la que Serna colaboró para que el dinero del narco colombiano terminara en los negocios inmobiliarios del abogado argentino.

Como primer punto de su escrito, “Chicho” se enfocó en establecer que el dinero de su patrimonio lo hizo en el fútbol, donde tuvo muy buenos contratos como jugador. “Según él, conoció a Piedrahita en un restorán de Puerto Madero allá por el 2006. Un mozo se le acercó y le dijo que un colombiano quería conocerlo”, explicó una fuente del caso a Clarín.

La relación se hizo más estrecha e incluso Piedrahita y su mujer visitaron la casa de Serna en el country San Diego. “Cuando Serna decidió volverse a Colombia, Piedrahita se ofreció a comprarle todas sus propiedades en Argentina porque el pensaba mudarse para acá. Por la casa en el country le pagó 550.000 dólares y unos 100 mil más por dos terrenos en el emprendimiento Terravista. También le compró los dos autos”, agrego una fuente de la defensa.

La estrategia de “Chicho” es simple: aseguró que ganó su dinero honestamente jugando al fútbol, que compró y vendió sus propiedades limpiamente y que lo que hicieron luego con eso los nuevos dueños no es cosa de él.

En diez días, cuando el juez defina si lo procesa, sobresee o dicta falta de mérito, se verá si los argumentos planteados por su defensa dan resultados.



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *