Combustibles: en CABA se vende 74% menos de naftas y gasoil que antes de la pandemia


En la variación intermensual (de mayo abril) las cuatro variedades de combustibles mostraron signos positivos: el Gasoil 2 creció 9,4%; el Gasoil 3, un 22,3%, la nafta Súper, un 46,3%, y las naftas Premium, un 61,6%.

“Si bien continuamos en una situación crítica, somos pymes y tenemos los mismos inconvenientes del sector, hay indicios de recuperación durante mayo. Hubo crecimiento del volumen vendido de e ventas del 49,5%, pero siguen a la mitad de febrero, el último mes de ventas plenas”, sostuvo el presidente de Cecha, Gabriel Bornoroni, durante la presentación virtual de los datos de mayo.

“Las pymes vimos caer nuestros ingresos, muchos de nosotros sacamos créditos o consumidores ahorros para pagar salarios. Estamos haciendo un sacrificio”, agregó el empresario cordobés.

“El gasoil, que nos mantenía a flote, sigue 20% abajo, y en conjunto da 35% menos en el mes, en tanto, que en la ciudad de Buenos Aires se registró un 74% de facturación menos que en febrero y con una perspectiva de endurecimiento de las situaciones”, explicó el titular de Fecac.

La caída total de despachos de naftas y gasoil (junta) descendió 35,3% desde febrero. Sin embargo, en mayo huno un alza del 23,3% mensual, con 981.491 m3 vendidos. En abril habían sido despachados 795.783 m3, en marzo 1.134.257 m3, y en febrero 1.517.799.

En CABA las pérdidas llegan al 79,9% frente a febrero y apenas recuperó un 20% en mayo pasado, con 58,3% de aumento en las cantidades comercializadas. En total, el atraso se ubica en 58%. A nivel nacional, las ventas de naftas cayeron 67,5% en abril, frente a febrero.

“Este es el impacto del Covid-19”, dijo el economista Gastón Utrera, asesor de Cecha y director de la consultora Economics Trends. En el caso del gasoil la caída fue de 28% en el mismo período. “Es menor por que el gasoil está vinculado a la actividad económica, la producción agropecuaria y la logística, vinculada a la alimenticia, principalmente”, señaló el especialista.

Desde abril la nafta Premium cayó 73,6% y la Súper 65%, mientras que el Gasoil grado 2 cayó 17,8% y el Gasoil grado 3 un 52,1%. “Lo que vemos de movimiento de tránsito, no se traduce en más ventas”, consideró Bornoroni.

Al analizar los niveles de facturación, se detectó que en abril las estaciones de servicio facturaron $42.346 millones menos que en febrero pasado, aunque mayo marcó una suba de 24% hasta llegar a $10.759 millones. “Se recuperó un 25% el volumen facturado. La mala noticia es que falta recuperar el otro 75%, que son unos $31.587 millones”, comentaron desde la entidad.

Al mismo tiempo, Bornoroni dijo que mantienen diálogo con el Gobierno nacional y los sindicatos. “Solicitamos el ingresos del aguinaldo al ATP y seguimos dialogando con los gremios para dar estabilidad de los trabajadores”, indicó. “Por suerte, no hubo cierres de estaciones ni despidos. Son más de 70.000 familiares, seguimos cuidándonos y cuidando a los empleados”, afirmó.

Utrera remarcó que “tenemos números de inicio de una recuperación”, aunque la cuarentena más estricta en el AMBA “es una mala noticia para el expendio de combustibles”.



Source link

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *