Carne vacuna. La demanda china y la apuesta al comercio electrónico


















La apertura estuvo a cargo del ministro Basterra y el tema del día fue «Tendencias del comercio internacional y comportamientos de los mercados en un mundo en suspenso» Crédito: Ipcva




Hoy tuvo lugar, vía Zoom, la primera jornada del seminario virtual internacional«El desafío de la carne vacuna en el mundo post COVID-19», organizado por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (Ipcva). El tema del día fue, en rigor, «Tendencias del comercio internacional y comportamientos de los mercados en un mundo en suspenso», pero la protagonista indiscutible fue China y el gran aumento en su demanda de importaciones de carne.


















































Luego de la apertura, a cargo del ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, y Ulises Forte, presidente del Ipcva, el primer orador fue Karsten Maier, secretario general de la Asociación de Importadores de Carne de la Unión Europea (Uecbv, por sus siglas en francés). Maier hizo un racconto de las distintas etapas que vivió Europa durante los primeros meses de pandemia.





Su charla abarcó desde las primeras semanas, en las que había preocupaciones tan básicas como dónde conseguir suficientes productos de higiene y cómo hacer que los trabajadores llegaran a sus lugares de trabajo, hasta las últimas, cuando se encontraron casos de coronavirus en frigoríficos de Alemania, Irlanda, Reino Unido y Países Bajos, y China respondió deteniendo las importaciones provenientes de plantas afectadas.
































Maier señaló que se vislumbra una vuelta a la normalidad con la paulatina reapertura de los restaurantes y los servicios de comida que, según las cifras presentadas por Maier, entre el 40% y el 60% de la carne vacuna producida estaría dedicada a la venta en restaurantes. A modo de conclusión, Maier destacó la importancia de enfocarse, en los próximos años, en el tema de la sostenibilidad de la industria.





















La demanda china y el auge del

e-commerce





Joel Haggard, vicepresidente sénior para la región Asia Pacífico de la Federación de Exportaciones de Carne de Estados Unidos, destacó en su charla que las 20 millones de toneladas de carne de cerdo que China perdió a consecuencia de la peste porcina africana están detrás del creciente impulso importador y el aumento de consumo de carne vacuna per cápita que se ha visto en ese país.























Michelle Hu, de China Meat Association, dedicó la primera parte de su charla a presentar datos de contexto de la producción, comercialización e importación de carne en China. Asimismo se refirió al consumo: entre 2018 y 2019, el de cerdo bajó considerablemente, el de carne vacuna y ovina subió un poco, el de pollo aumentó notablemente.














Hu también destacó un aumento en el consumo de carne artificial o de origen vegetal y que se espera que, para 2025, aumente la demanda de productos cárnicos procesados y elaborados. Entre estos se encuentran los «snacks» de carne, una industria que podría alcanzar un volumen de 430.000 millones de dólares.

















Asimismo, ambos oradores se refirieron a la notable expansión del comercio electrónico o e-commerce en China. Según Haggard, el año pasado el comercio electrónico abarcó al 20% de las ventas al por menor de todos los productos en China y, debido a la pandemia y las medidas de aislamiento, se espera que aumenten en un 60% las ventas online de alimentos frescos. Según Hu, la necesidad de cocinar con mayor frecuencia en la casa, ha llevado a un aumento significativo en el consumo directo de carne congelada en China.





«Es un canal muy pequeño pero que está creciendo rápidamente. Si buscan expandir los canales de distribución de su producto, por favor miren el comercio electrónico«, concluyó Haggard.














En efecto, el Ipcva está desarrollando una estrategia de marketing muy ligada al comercio electrónico y con fuerte peso en redes sociales. Sergio Rey, jefe del Departamento de Promoción Externa del Ipcva, contó los detalles de varias campañas realizadas desde el año pasado en las que se incluyeron videos con formadores de opinión que presentaban productos vacunos argentinos fusionados con la cultura gastronómica china.





«Se hacen videos con recetas […] generalmente de la gastronomía China, porque lo que nosotros estamos promocionando es la carne vacuna argentina, no una forma de cocción», señaló al respecto Rey, que indicó que la pandemia trajo 15 millones de nuevos usuarios al m-commerce (realizado a través de dispositivos móviles), en su mayoría mujeres cuya edad promedio es 45 años y que están principalmente interesadas en las categorías de alimentos y salud.





Además, Rey comentó que, desde hace dos años, el Ipcva tiene una cuenta en la red social más importante China, WeChat. En la misma, se publica tanto información orientada al consumidor (para quien también hay un directorio de plataformas de e-commerce) como datos útiles para la concreción de negocios de importación de carne vacuna argentina.



Estrategias para hoy y para mañana




German Manzano, socio gerente en Cofrigo SRL, indicó que la Argentina deberá optar entre competir por volumen o por calidad, inclinándose él mismo por una combinación de ambas que diferencie entre distintos tipos de mercado. Manzano abogó por una combinación de estrategias entre volumen en mercado de commodities (como China) y calidad en mercados nuevos que demandarían un gran esfuerzo de promoción y negociación.





«Tendremos, entonces, que integrar la media res, destinando cada corte al mercado que mejor lo paga», recalcó Manzano. Además, el representante de Cofrigo destacó el gran desarrollo tecnológico de los últimos treinta años. «Realmente estamos a la puerta de la industria 4.0», comentó Manzano, aunque reconoció que algunos procesos de automatización son más difíciles en la carne vacuna porque los animales no tienen peso y tamaño uniforme, como sí sucede con las carnes aviares y porcinas.





Katelyn McCullock, directora y economista senior del Livestock Marketing Information Center, se refirió a las problemáticas y estrategias que experimentó la cadena en Estados Unidos. Más allá de los cambios en consumo, que consideró atados a la pandemia y que no espera que se mantengan en el tiempo, McCullock dijo que no se sabe aún cómo reaccionará la cadena de suministro a la ralentización que significa el cierre de plantas de faenamiento, en un país donde los frigoríficos no suelen tener mucho stock, ya que la mayoría del producto se vende fresco.





Juan José Grigera Naón, consejero del Ipcva por la Sociedad Rural Argentina, aseguró que, aunque excedan a los objetivos del seminario, el Ipcva también tiene en cuenta otras cuestiones que podrían redundar en barreras arancelarias y obstáculos en el acceso a mercado, como inocuidad, bienestar animal e impacto ambiental. Todas las charlas de la primera jornada se encuentran disponibles en la web del Ipcva.









ADEMÁS











Source link

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *