Bancos. Las aplicaciones para comprar dólares funcionan con dificultad


















Funcionan intermitentes por la cantidad de ingresos Fuente: LA NACION

La mesa de dinero de un banco es el lugar donde se compran y venden dólares, deuda pública y se realizan las transacciones del día. Hoy por la mañana, un operador habitual de ese espacio respondió ante la consulta de
LA NACION con una frase remanida, pero bien descriptiva: «Parece un velorio», dijo. «Es tremendo el día», fue otra de las frases más repetidas.

































Mientras tanto, los pequeños ahorristas que entraron a sus aplicaciones de home banking durante el día tuvieron respuestas dispares. En algunos bancos, la aplicación se cierra al momento de comprar dólares.»Funciona de manera intermitente por la alta cantidad de ingresos», admitieron en una entidad. Según dijeron en otra mesa de dinero, las plataformas no están operativos porque no hay precio. La página de internet de Banco Nación también estuvo caída por momentos del día.

Las tasas de Lecaps cortas (letras capitalbizables), un instrumento de deuda en pesos de corto plazo que emite el Tesoro, estuvieron operando en 135% anual. «Los bonos están descontando reestructuración», explicaron en una sociedad de bolsa.

























En lo corporativo, las acciones de empresas argentinas en Estados Unidos (ADRs) cayeron hasta 50%. Pampa Energía, el holding del empresario Marcelo Mindlin, acaba de anunciar una recompra de sus papeles, una práctica utilizada en el mercado para mermar la pérdida de valor.

















Hoy a la mañana, cuando el mercado ni había comenzado a operar, el dólar ya estaba cotizándose $10 por arriba de su cierre del viernes, a $55. La incertidumbre y el pánico hizo que su valor llegara a los $60, para luego bajar a $56 tras las ventas de dólares del Gobierno: US$30 millones a través de las licitaciones diarias del Ministerio de Hacienda y US$150 millones del Banco Central.

La escalada del precio del dólar marcó la mañana post PASO en la Argentina, mientras los funcionarios económicos del Gobierno decidieron esperar en silencio. A esta altura, a minutos del cierre del mercado cambiario, todavía todo puede ocurrir cuando se trata de uno con pocas operaciones, sin profundidad.

Los financistas confían en que el Banco Central tiene las municiones para defender la moneda, aunque esperan una señal política del Gobierno y de la oposición para no gastar las reservas, que a su vez garantizan el pago de las letras de liquidez. La entidad que conduce Guido Sandleris convalidó en el día una tasa de interés del 74% para la renovación de Leliq, pero tuvo muy poca respuesta de parte de los bancos.














ADEMÁS











Source link

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *