«Apareció de la nada y me lo llevé puesto», la defensa del estanciero que mató a un chico


Cañuelas

Rodolfo Sánchez (57) fue indagado este martes por el homicidio agravado de Alex Campo (16), a quien atropelló con su camioneta.


Traslado de Rodolfo Sánchez, acusado del homicidio de Alex Campo (16). Foto: Augusto de la Rosa / Infocañuelas

Rodolfo Sánchez (57) maneja una Dodge RAM 4×4, aunque no tiene movilidad en uno de sus brazos después de un accidente con un caballo. El domingo a la mañana lo detuvieron después de atropellar y matar a Alex Campo (16) en su estancia de Cañuelas. «Apareció de la nada y me lo llevé puesto«, declaró este martes.

Sánchez tiene unas tierras en El Taladro. Su familia es conocida en la zona porque hace años se dedican a la producción agropecuaria. También maneja una agencia de lotería y quiniela en Ezeiza, a unos 50 kilómetros, donde tiene fijado su domicilio.

http://www.clarin.com/

‘}

};

(function ( $ ) {
$.Newsletter = function () {
var options = {
url_suscribir: ‘/newsletter/suscribir’,
url_consultar: ‘/newsletter/consultar’,
mensaje_suscripto: ‘/newsletter/mensaje/susnota’,
mensaje_yasuscripto: ‘/newsletter/mensaje/asus’
};
suscribo = function (options, mail, grupo) {
$.ajax({
url: options.url_suscribir,
dataType: ‘json’,
method: «POST»,
cache: false,
data: {
«mail»: mail,
«idGrupo»: grupo
},
success: function (response) {
newsletterStorage.removeItem(grupo);
var path = options.mensaje_suscripto + ‘?title=’+$(‘.newsletter-embeb’).attr(«titulo»);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) {
var user = WAuth.getUserSync();
$.ajax({
url: options.url_consultar,
dataType: ‘json’,
cache: false,
data: {
«email»: user.email
},
success: function (response) {
var grupoWidget = $(‘.newsletter-embeb’).attr(‘grupo’);
if (response.subscriptions[grupoWidget]) {
var path = options.mensaje_yasuscripto + ‘?title=’+$(‘.newsletter-embeb’).attr(«titulo»);
openModal(path);
} else {
suscribo(options,user.email,grupoWidget);
}
}
});

}
authenticate = function () {
if (getIdPase() == «http://www.clarin.com/») {
WAuth.authenticateUser();
$.cookie(«suscribir»,$(‘.newsletter-embeb’).attr(‘grupo’));
} else {
$.cookie(«suscribir»,0);
}
}
getIdPase = function () {
var idPase = $.cookie(‘idPase’);
if (idPase == null «http://www.clarin.com/» idPase == «http://www.clarin.com/») {
return «http://www.clarin.com/»;
}
return idPase;
}
execute = function (options) {
authenticate();
consulto(options);
}
openModal = function (path) {
$.magnificPopup.open({
closeOnBgClick: false,
closeBtnInside: false,
overflowY: ‘scroll’,
alignTop: true,
modal:true,
items: {
src: path,
type: ‘ajax’
},
callbacks: {
close: function () {
window.location.hash = «http://www.clarin.com/»;
},
open: function () {
$(‘.mfp-bg’).addClass(‘modal-newsletter’);
}
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(document).on(‘click’,’.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’, function () {
$.Newsletter();
});
$(document).on(«wa.login», function(e, user){
if($.cookie(«suscribir»)>0) {
$.Newsletter();
}
});
$(document).ready(function () {
var user = WAuth.getUserSync();
if(user){
var widgetSavedToGroup = newsletterStorage.getItem(nlObject.id);
var almacenarWidget = false;
if(typeof widgetSavedToGroup === ‘undefined»http://www.clarin.com/»| widgetSavedToGroup === null){
almacenarWidget =true;
}
if(almacenarWidget){
$.ajax({
url: ‘/newsletter/checksubscription’,
dataType: ‘json’,
cache: false,
data: {
«email»: user.email,
«grupoID»: nlObject.id
},
success: function (response) {
queryGroup = nlObject.id;
if(response.isSubscribeToGroup && response.widget != «http://www.clarin.com/»)
{
nlObject.id = (typeof response.widget.data.newslettersList.id !== «undefined») ? response.widget.data.newslettersList.id : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.newsletterName = (typeof response.widget.data.subtitle !== «undefined») ? response.widget.data.subtitle : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.title = (typeof response.widget.data.title !== «undefined») ? response.widget.data.title : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.subtitle = (typeof response.widget.data.subtitle !== «undefined») ? response.widget.data.subtitle : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.bajada = (typeof response.widget.data.subhead !== «undefined») ? response.widget.data.subhead : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.quotedBajada = (typeof response.widget.data.subhead !== «undefined») ? response.widget.data.subhead.replace(/[«http://www.clarin.com/»]+/g, «http://www.clarin.com/») : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.imgSrc = (typeof response.imageUrl !== «undefined») ? response.imageUrl : «http://www.clarin.com/»;
nlObject.frequency = (typeof response.widget.data.newslettersList.frecuency !== «undefined») ? response.widget.data.newslettersList.frecuency : «http://www.clarin.com/»;
}

newsletterStorage.setItem(queryGroup, nlObject.htmlContent());
$(‘#nl-box’).html(nlObject.htmlContent());

}
});
}
else {
$(‘#nl-box’).html(widgetSavedToGroup);
}
}
else
{
$(‘#nl-box’).html(nlObject.htmlContent());
}
})

A pesar de eso, su camioneta acumula una deuda de patente de $ 400 mil, además de otros $ 100 mil por multas e infracciones en Ciudad y Provincia de Buenos Aires.

Por el aislamiento social, preventivo y obligatorio, el hombre estaba viviendo en el campo de su padre, Pablo Sánchez, que supo tener una estación de servicio en la ruta 205, al sur del Gran Buenos Aires.

La camioneta Dodge RAM con la que atropellaron y mataron a un chico que había salido a cazar liebres en un campo de Cañuelas.

La camioneta Dodge RAM con la que atropellaron y mataron a un chico que había salido a cazar liebres en un campo de Cañuelas.

El domingo, según declaró en la Fiscalía N° 2 de Cañuelas, había salido con su camioneta a ver cómo estaba todo en su campo. «Dice que vio a los animales muy alterados y se metió a ver qué pasaba», confiaron fuentes del caso.

Lo cierto es que, en paralelo y alrededor de las 9, Alex llegó en moto a la casa de los hermanos Agustín y José Cabañas, de 19 y 22 años. Tenían planeado salir a cazar liebres, para lo cual llevaban una gomera y dos perros galgo. Decidieron atravesar el campo de Rodolfo Sánchez. 

Era un camino cercano a la zona del barrio Guzzetti, donde el adolescente vivía con su mamá y sus cuatro hermanos.

Alex Campo tenía 16 años.

Alex Campo tenía 16 años.

«Vino a fondo, no nos habló ni nos dijo nada. Nos chocó de una. Pensamos que nos venía a retar pero en ningún momento nos habló», declaró José a InfoCañuelas.

Los hermanos Cabañas llegaron a correr para evitar el impacto. Pero Alex tropezó y Sánchez lo atropelló.

«En su indagatoria, el acusado dijo que iba a unos 20 kilómetros por hora y que la víctima apareció de la nada y se lo llevó puesto. Pero el resultado preliminar de la autopsia estableció que el joven murió por las lesiones que le provocó el impacto. Es decir, que tiene que haber ido muy fuerte, lo que coincide con la declaración de los testigos. Su declaración no tiene nada que ver con los testimonios recabados al momento», confiaron a Clarín fuentes del caso.

Operativo en el campo de Rodolfo Sánchez por el crimen de un chico de 16 años.

Operativo en el campo de Rodolfo Sánchez por el crimen de un chico de 16 años.

«Rodolfo Sánchez se dedica a la cría de caballos árabes y anglo-normandos. El año pasado incorporó algunos vacunos. Personalmente se dedica a hacer recorridos por el campo para controlar la hacienda», publicó InfoCañuelas.

Durante muchos años participó de competencias hípicas y llegó a participar de un Mundial de Endurance (un tipo de carrera de resistencia a caballo) en Emiratos Árabes Unidos, en 1998, adonde el equipo argentino finalizó en el cuarto puesto. 

Todo hasta que un accidente a caballo le dejó secuelas que le impidieron volver a practicar este deporte. Desde entonces se dedica a seguir el camino de su padre en el comercio y la cría de animales en los campos de su familia.

La versión que Sánchez dio ante la fiscalía es diferente a la que relataron los testigos.

«Manifestó que fue a chequear el campo, que los animales estaban muy alterados y que vio a dos hombres con un ternero en la mano cada uno. Que los siguió para que los devolvieran hasta que una persona se le atravesó. Dijo que quiso buscar ayuda, pero que lo amenazaron con un palo y por eso se fue», indicaron fuentes del caso.

Cuando Sánchez llamó al 911 denunció el robo, pero nunca pidió una ambulancia, como declaró en la indagatoria. «Levántenlo y se lo llevan que me van a traer problemas«, les dijo a los hermanos Cabañas, que le pidieron ayuda e intentaban asistir a su amigo en el suelo ya inconsciente.

Mirá también

Los jóvenes llamaron a los hermanos de Alex para que fueran a ayudarlos, pero cuando llegaron ya estaba muerto. 

Sánchez quiso escapar cuando la Policía intentó detenerlo. En ningún momento quiso asistir a la víctima y, por el contrario, siempre arriba de su camioneta, increpó a los familiares del adolescente: «Eso le pasa por querer robar, bien muerto está«, le dijo a un tía de Alex.

El estanciero está detenido por «homicidio agravado por alevosía», un delito que prevé una pena de prisión perpetua, por orden del juez Martín Miguel Rizzo. Para pedirlo, la fiscal Norma Pippo y su secretario, Pablo Ober, tuvieron en cuenta la situación de indefensión en la que se encontraba Alex al momento de ser impactado y arrollado por la camioneta.

«Crimen de odio»

Rompiendo con la cuarentena y con permiso municipal, una manifestación acompañó a la familia de Alex en el entierro de este lunes por la mañana. Pidieron justicia y lo calificaron como «un crimen de odio«.

«Lo mataron por pobre», advirtieron. En redes sociales compartieron la foto de Alex junto a la de Fernando Báez Sosa​, que fue asesinado a golpes a salida de un boliche de Villa Gesell en febrero.

El adolescente tenía una beca para jugar al rugby en el Club Las Cañas de Cañuelas. Ahorraba haciendo «changas» para construirse una habitación en su casa. 

El sepelio de Alex Campo (16). Foto Cañuelas News.

El sepelio de Alex Campo (16). Foto Cañuelas News.

«Alex fue parte de nuestra familia en Las Cañas desde los 7 años. No podemos creer lo que nos toca vivir, pero en este momento más que nunca estamos con su familia para apoyarlos en lo que necesiten», publicaron en un comunicado. También jugaba al fútbol con el grupo San Lorenzo de Cañuelas, donde lo describieron como «un buen pibe, educado, que sabía escuchar».

Su tía, Noelia Campo, lamentó: «Tenía toda una vida por delante. Era un chico sano, bueno, no hay una persona que hable mal de él. No merecía morir, estaba cazando liebres, nada más. ¿Qué podía robar de ahí? ¿Pasto? Si no había nada en ese lugar. Necesitamos justicia por mi sobrino. Esto no puede quedar así, lo mató sin piedad. Es una basura».

EMJ

‘);
$(«#activateComments»).trigger(‘refreshPlugin’);
}

$(document).on(«wa.login», function(e, user){
refreshCommentPlugin();
});



Source link

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *