Alarma en Boca: la preocupante caminata de Lisandro López y el caso Benedetto



















Lisandro López se retira del estadio de Xolos Fuente: LA NACION – Crédito: TyC Sports



Boca ya inició su cuenta regresiva rumbo al primer gran desafío del segundo semestre. El partido de ida ante Athletico Paranaense, por los octavos de final de la Copa Libertadores, está a apenas 13 días de distancia. El 24 de julio, en Curitiba, el conjunto xeneize tendrá una prueba de fuego para sus ilusiones de hacer cumbre en América.

































La actuación de anoche ante Xolos de Tijuana (
derrota 1-0) no terminó de convencer a Gustavo Alfaro («Hay cuestiones futbolísticas que las tenemos que seguir analizando y corrigiendo. No me gusta perder, aunque haya sido un amistoso», dijo en conferencia). El entrenador xeneize dispuso dos equipos diferentes, uno para cada tiempo, para ver en acción a todos.

Pero los imponderables entraron en acción demasiado temprano. Y entonces, Darío Benedetto no pudo ser de la partida por una molestia que arrastra en el tendón del tobillo derecho, y a minutos del comienzo del cotejo, Lisandro López quedó al margen por un tirón que sufrió en el gemelo derecho durante los ejercicios de calentamiento. Preocupó la imagen del defensor caminando con dificultad dentro de los anillos del estaido.









































Ante este escenario, las alarmas se activaron.Si lo de López es desgarro, se perdería al menos el partido en suelo brasileño. Para colmo, su reemplazante natural, Paolo Goltz, terminó con una molestia en el recto anterior. Lo de Benedetto también preocupa, porque es una molestia que jamás terminó de evaporarse desde que regresó de la grave lesión que sufrió en noviembre de 2017, y que le impide completar los 90 minutos y regresar a su nivel óptimo. Sin embargo, sigue siendo un misterio si el Pipa continuará o no en el club, y además en ataque sobran variantes.

Fue auspicioso el buen nivel físico de Carlos Tevez, y la enorme confianza que siempre se tiene Ramón Ábila dentro del área. Al Apache se lo vio rápido, fino, conectado con sus compañeros y, sobre todo, con entusiasmo. Como si este, que podría ser su último semestre como futbolista profesional, fuese el primero, más allá de los 35 años que delata su documento. Wanchope, en tanto, se prepara para lo que podría ser una segunda mitad de 2019 con más protagonismo dentro de los 11 titulares.

















El otro foco al que Boca le presta especial atención es al campo de juego en Curitiba. El césped sintético donde juega de local Paranaense ya complicó a los xeneizes en la etapa de grupos (derrota 3 a 0), e incluso a River, cuando debió jugar allí el partido de ida por la Recopa Sudamericana. Para contrarrestar esos efectos y adaptarse a un suelo diferente, el equipo de la Ribera trabajó con intensidad en su complejo de Ezeiza en una cancha similar, y también jugó sobre sintético contra Chivas (victoria 2-0) y anoche.









«Costaba afirmarse y los jugadores se trababan con la superficie. Nosotros íbamos a la pelota y se frenaba, por eso los defensores de ellos llegaban bien a los cruces. Cuando vinimos a entrenar esta mañana (por ayer), nos dimos cuenta que era más blanda. Por eso pedimos que la rieguen, eso la puso más rápida y más similar a la cancha de Paranaense», detalló Alfaro. Seguramente, en estos días que quedan antes del viaje a Brasil se intensificarán los trabajos sobre sintético en Ezeiza.


El gol de Xolos









El balance de esta gira por Estados Unidos que culminó en los primeros minutos de hoy con una derrota 1-0 ante Xolos, en Tijuana, México, termina siendo agridulce, no solo por los resultados, sino por las preocupaciones que se trae Boca en sus valijas. En los primeros dos partidos (2-1 a América de México y 2-0 a las Chivas) se vieron pasajes de buen fútbol, un retorno aceitado de Emanuel Reynoso y una buena presentación de Alexis Mac Allister, coronada con un golazo de media distancia contra los de Guadalajara. El golpe en su zona lumbar le impidió a Bebelo sentirse más suelto para ganar más rítmo, y los problemas de López, Benedetto y Goltz serán escollos que el club xeneize tendrá que sortear antes del 24 de julio, cuando dé comienzo de manera oficial el segundo semestre.










Reynoso, conforme











ADEMÁS














Source link

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *