A tres meses del asesinato de Fabián Gutiérrez, el principal acusado estudia abogacía y espera que confirmen su procesamiento


Todo ocurrió en casi cuatro horas. Un plan ya volcado en un cuaderno, un encuentro a las 19:30, la simulación de algo que no era con el fin de “cumplir con el delito económico” y una seguidilla de hechos cada vez más violentos. Aquellas fueron las últimas horas con vida de Fabián Gutiérrez -ex secretario de Cristina Kirchner-, una escena que el juez Carlos Narvarte describió como “una brutal tortura desplegada”.

Golpes en diversas partes del cuerpo, elementos de tortura, cinco cortes en el cuello, más golpes, piedras, palos y vendas. Todo esa raid violento fue detallado por el magistrado que resolvió que Facundo Zaeta fue el autor del crimen y que contó con dos coautores que “prestaron colaboración necesaria en actos consumativos , para reducir la posibilidad de defensa de Gutiérrez”. A tres meses de ese suceso, empezó a estudiar derecho, rindió tres materias online y pasa sus días en una reducida celda de 2,3 por 3,5 metros con prisión preventiva.

Zaeta, de 19 años, está acusado de homicidio agravado por haber terminado con la vida de Fabián Gutiérrez en carácter de autor. Lo procesaron con una condena que puede ser de reclusión perpetua. La medida aún no fue confirmada por el juez de recurso y a la espera de aquella medida que de ser desfavorable para él, será apelada por sus abogados, sus días transcurren en una comisaría junto a otros 17 internos, pese a que ese lugar no debería albergar a más de diez personas.

Facundo Zaeta es el principal sospechoso del crimen de Fabian Gutierrez . (Foto: Instagram / Facundo Zaeta).

Facundo Zaeta es el principal sospechoso del crimen de Fabian Gutierrez . (Foto: Instagram / Facundo Zaeta).

Una cama de una plaza con un colchón en mal estado, un baño sin luz y una mesa de escasas dimensiones, es con lo único que Facundo Zaeta cuenta en el calabozo de la comisaría segunda de El Calafate. Un recinto carcelario que, como tantos otros, cuenta con sobrepoblación. Permanece en una celda individual con una puerta de reja que permanece cerrada la mayoría del tiempo.

Sus días de prisión, están signados por la rutina y la falta de espacio. Sobre sus hombros pesa su joven edad, un homicidio doblemente agravado, y una descripción que habló de alevosía por la violencia aplicada sobre el cuerpo del ex secretario de Cristina Kirchner. El primer tiempo, después de ser notificado del procesamiento del juez Carlos Narvarte hubo días seguidos de consultar sobre la causa y cómo proseguía todo. Se quebró en algunas ocasiones, nunca durante las indagatorias ni mucho menos en los careos con los otros dos acusados a quien señala de complotarse para perjudicarlo. Todos están acusados de haber asesinado a Gutiérrez y en dependencias diferentes, se encuentran privados de su libertad.

Transcurrieron las semanas y como aún no había novedades respecto a si el juez de Recursos iba a confirmar o no aquella acusación, sus defensores le recomendaron que ya no consulte, «de la defensa se encargan los abogados». Carlos Muriete y Carlos Telleldín, llevan adelante el caso, este último habiendo conocido la prisión durante una década en el marco de la causa por el encubrimiento del atentado de la AMIA, pero nunca fue condenado.

El sepelio de Fabián Gutiérrez, ex secretario de Cristina Kirchner asesinado en El Calafate, se hizo en el cementerio de Río Gallegos.

El sepelio de Fabián Gutiérrez, ex secretario de Cristina Kirchner asesinado en El Calafate, se hizo en el cementerio de Río Gallegos.

Con el correr de los días, con su padre abogado y escribano, Facundo Zaeta decidió empezar a estudiar. Tiene 19 años y una condena en caso de confirmarse, que puede ser perpetua. Se anotó en una universidad privada de Salta con previa autorización del juez, para comenzar a cursar a la distancia la carrera de Derecho, casi como una tradición familiar.

Este primer año es intensivo, ya rindió Filosofía, Derecho privado, Historia constitucional e Introducción al derecho. Las cursadas concluyen en diciembre. Todo lo aprobó después de dar los exámenes vía zoom. Le consulta a sus abogados sobre cuestiones vinculadas a las materias que va cursando y son ellos al igual que su padre, quienes le proveen de diversos libros que va acumulando en su celda.

Su familia, que vive cerca de la cárcel, lo visita a diario. Son los encargados de proporcionarle todo tipo de alimentos como la vestimenta sobre todo para los días de bajas temperaturas. En esas reuniones con sus padres, es cuando aprovecha a bajar información. Le llevan una computadora y un celular, para poder conectarse a internet y obtener todo lo vinculado a la carrera. A esta excepción tiene acceso sólo una hora por día.

La policía cuando encontró el cuerpo de Fabián Gutiérrez.

La policía cuando encontró el cuerpo de Fabián Gutiérrez.

Todas las posibilidades de desplazamiento a su alcance, se reducen a la celda con rejas, carente de cualquier tipo de privacidad. La comisaría no cuenta con patio. Todo lo que puede observar del mundo exterior se circunscribe a los pocos centímetros de una ventana.

Mejorar su condición de detención es el próximo paso que buscan sus abogados. En diez días se generará una vacante en el penitenciario local, donde esperan que pueda ser trasladado, para contar con otras opciones de movilidad y espacio, mientras espera que el juez de la instancia superior, resuelva si cree que fue el homicida de Fabián Gutiérrez o no.

El responsable del violento homicidio

Según reconstruyó la Justicia, el ex secretario recibió golpes en brazos, manos , torso, cabeza y rostro, laceraciones varias y de distintas longitudes , fractura de la falange proximal del dedo pulgar izquierdo y un total de cinco puñaladas en la zona del cuello, que revelan una conducta desenfrenada en la ejecución del crimen. El principal ejecutor de esa violencia, según el fallo, fue Zaeta.

Una serie de objetos vinculados a la tortura sufrida por Gutiérrez son peritados aún: un cuchillo de tipo carnicero con mango blanco, otro cuchillo «tipo Tramontina», precintos, y sogas; un palo con rastros de sangre. El joven de 19 años ya estaba en el interior de la casa, allí relata el juez, agredió “reiteradamente a la víctima” en diversas partes del cuerpo: en sus manos, torso, cuello, rostro y cabeza.

Carlos Telleldín es el abogado de Facundo Zaeta.

Carlos Telleldín es el abogado de Facundo Zaeta.

Para la escena que le valió la acusación de homicidio agravado por la alevosía, Facundo Zaeta según reconstruyeron los investigadores, se valió de “sus propias manos y otros elementos para torturarlo”. Los últimos minutos de vida de Fabián Gutiérrez estuvieron signados por la violencia, algo que confirmó la autopsia también.

Los elementos que utilizó el joven procesado por homicidio doblemente agravado, fueron por un lado uno “punzo cortante” con el que “le habría provocado intencionalmente cinco cortes en la zona del cuello”. La situación empeoró, Zaeta después de esa violencia prosiguió con el “estrangulamiento” que cometió “con un lazo o con un elemento de similares características ocasionándole con dicho accionar la muerte”.

Un cuaderno con el plan

Fabián Gutiérrez fue enterrado en el patio de la cabaña que alquilaba Zaeta, en un pozo de poca profundidad debajo de un árbol. Sus últimas horas, estuvieron signadas por la tortura. ¿El motivo? Un robo con fines económicos.

En el cuaderno encontrado por el juez en la casa de Zaeta, había anotaciones que hacían referencia al “delito que pretendían perpetrar”. En una página estaban escrito los nombres de la víctima y de dos personajes más que eran investigados junto a él en el caso de los cuadernos de las coimas, donde se desentrañó una estructura de cobro de sobornos a empresarios contratistas del Estado. Un tramo de esa causa se ocupó de los ex secretarios privados de Néstor y Cristina Kirchner. El juez Claudio Bonadio había sostenido que Daniel Muñoz y Fabián Gutiérrez por su cercanía a los ex presidentes, había sido integrantes de un circuito responsable de trasladar parte de esos fondos al sur.

En aquellos apuntes que tenía Zaeta, estaba remarcado el nombre de “la víctima y de dos personajes más que se encontraban vinculados con la causa de enriquecimiento ilícito en la que estaba involucrado Fabián Gutiérrez”. Había algo más: una cifra de dinero registrada en esas páginas, “que creería era la que esperaban encontrar en la vivienda», sostuvo el juez Narvarte.

Mirá también

Mirá también



Source link

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *